Era un test. Surgió prácticamente de la nada. Una idea más que vamos a probar. Vamos a sondar un poco el mercado y ver qué tal reacciona. Wallapop fue el primer escaparate para testear el proyecto de coleccionismo. Tras el primer feedback me metí más. No me hizo falta un estudio de mercado para meterme cada vez más.

Derechos de foto de Adobe Stock

Problemas que hemos tenido desde el primer día

Desde ayer por fin sé que este mercado a nivel internacional factura 10.000 millones de euros cada año y que en Europa (mi mercado objetivo) se muevo un 20-30% de ese dinero. Suficiente de momento. Sinceramente no había hecho esta investigación de mercado antes por miedo que me había metido en algo que era demasiado pequeño. En este casi mi intuición fue acertada. Suerte diría yo.

Prácticamente desde el primer día hemos ido recibido pedidos en la tienda online. El mundo de la venta online con un catálogo cada vez más amplio alcanzando hoy más de 1.000 productos es un tema nuevo para mí. Hemos improvisado. Demasiado. Después de un par de semanas en 3 de 4 pedidos no podíamos enviar todos los coches que el cliente había adquirido. Los fallos en llevar al día el stock se iban acumulando. La cosa iba cada vez más hacia peor.

Respuesta para resolverlo todo de golpe

Surgió la pregunta. “¿Cómo lo hace la gente que tiene tantos productos como nosotros?” Sin saber la respuesta exacta se me vino esto a la cabeza. “¡Lo hacen bien desde cero!”

Y ahí estaba la respuesta a todos nuestros problemas. Por qué en realidad no es únicamente tener un control de stock.

  1. Cambiar de marca para dirigirnos a un público internacional y ampliar mercado. Quitarnos la dependencia alta que estamos teniendo de Amazon en este momento.
  2. Lanzar la nueva web con todas las pautas web que hay que tener en cuenta para posicionar en Google.
  3. Elaborar un sistema de inventario para llevar un control de ventas tanto en la tienda física como en la tienda online.

Pues en eso estamos. Ahora mismo con 74 productos en la nueva web cuando en la antigua ya teníamos más de 1.000. No sirve de nada seguir con algo que está roto. En ocasiones es mejor empezar prácticamente desde cero otra vez. O eso me gusta pensar. Ya te iré contando.

Stay tuned.

Comments are closed.