Internacional.- Las aplicaciones y sitios de citas online como Tinder o Match.com son un éxito indiscutido. En ese nicho de mercado está ingresando un nuevo jugador. Qué es y para qué sirve Kickoff.

La red de citas online Kickoff es una de las aplicaciones que más ha crecido en los últimos meses. La prueba es que ha recibido una inversión de 1,6 millones de dólares por parte de Monashees Capital, el fondo de venture capital líder en Brasil, donde tiene la mayor cantidad de suscriptores.

Según explican desde Kickoff, que es una app gratuita disponible en iOS y Android, la diferencia con Tinder y otras similares es que se “prioriza la calidad sobre la cantidad de las conexiones, haciendo introducciones de personas que están en las redes sociales de cada usuario”.

Fue lanzada en 2014 en San Paulo y ha crecido a partir del boca a boca en el mismo Brasil y en Argentina, donde están desembarcando con fuerza desde mediados de 2015, como lo dicen en su propia web.

kickoff H

Alanna Phelan, cofundadora y COO, dijo en un comunicado publicado por Pulso Social: “Nuestro equipo quiere a Kickoff a ser la aplicación líder de citas en América Latina, donde las conexiones de amigos y familia son particularmente importantes aquí. En este sentido, una de las diferencias de Kickoff es que no se pueden ver más de 10 perfiles diarios. “Esto responde a que quieren que sus usuarios se concentren más en la calidad de las presentaciones, que en la cantidad. Esto se entiende perfectamente si el objetivo es entablar una relación seria”, dicen en El Meme. La idea no es entablar relaciones con cualquiera al azar, sino con gente del círculo de amigos de los amigos.

  • La aplicación ya tiene 400 mil usuarios en Brasil (especialmente en San Pablo, Río de Janeiro, Belo Horizonte, Porto Alegre y Florianópolis).
  • En Argentina, planean sumar 200 mil antes de fin de 2015.
  • Calculan que tendrán 2 millones de usuarios a fin de 2015 en toda Latinoamérica.


The post ¿Usas apps de citas? Entonces mira qué es Kickoff appeared first on Revista Merca2.0.

Internacional.- Esta increíble pantalla digital interactiva se ha utilizado en la esquina de un transitado punto de Estocolmo para promocionar el nuevo Galaxy 6s Edge de Samsung de una forma más que llamativa y útil.

La gran pantalla del teléfono ha sido doblada sobre una esquina para brindar a los transeúntes notificaciones en vivo. Se trata de una mímica de este diseño digital creado para la ocasión con la finalidad de mostrar lo que hay detrás de la esquina que se está a punto de pasar.

Una original forma de publicitar las nuevas capacidades y características de este modelo, que sorprendió a los viandantes gracias al equipo tras cámaras que escribía las frases indicadas para captar su atención.

 

The post Una enorme pantalla doblada te advierte sobre lo que viene tras las esquina appeared first on Revista Merca2.0.

Internacional.- ¿Habrá calculado Twitter esta reacción de los usuarios? Es muy probable que sí y que esté preparado para soportar los golpes. Igualmente, miles (o cientos de miles) de usuarios quieren vuelva la estrella.

La red de peticiones Change.com está repleta de solicitudes a gobiernos y organizaciones para que impulsen cambios que beneficien a la sociedad en su conjunto o a grupos de personas en particular. Aunque muchos son verdaderamente significativos, otros, como éste, pueden ser algo… banales.

“Vuelta de los Favoritos a Twitter”, se llama una nueva petición, creada a las pocas horas que de este martes, la red social haya decidido cambiar su forma de destacar tweets, transformando las estrellas en corazones.

El pedido está dirigido a Twitter Inc. Y ya ha sido firmada digitalmente por más de 350 personas. Entre los argumentos de la petición, hablan de que “con la eliminación de los favoritos muere todo un lenguaje, una jerga única de Twitter”.

Dicen que “los Me Gusta no lo consiguen remplazar”. Como muchos lo han expuesto en la red, los creadores de la petición apuntan a que Twitter dice que con este cambio consigue dar una utilidad fija al botón, pero estos consideran que esas varias acepciones de la estrella la hacía interesante. “El original (el Fav) contenía al mismo tiempo más acepciones, como es el Fav de ‘admito tu tweet pero no comparto tu opinión’ y el ‘lo leeré luego’”.

favoritos H

“Lo bonito del Fav es que cada uno crea su propio concepto, mientras un ‘Me gusta’ expresa un sentimiento cerrado. En definitiva, lo único que consigue es una menor expresión dentro de la red social”, aseguran los que promueven la petición.


The post Piden en Change.org que vuelvan los favoritos a Twitter (y argumentan) appeared first on Revista Merca2.0.

España.- En una reciente encuesta elaborada por Kaspersky Lab y B2B International, se puede apreciar que las primeras preocupaciones de los progenitores esta relacionada con el crecimiento de las amenazas online (48,5 por ciento). Peligros relacionados con internet, que los padres encuestados valoran de la siguiente forma:

  • Ciberacoso (55 por ciento)
  • Comunicación con extraños (52,2 por ciento)
  • Compartir demasiada información personal (49,1 por ciento)
  • Acceso a contenido inapropiado o explícito (45,9 por ciento). “En este sentido, cabe destacar que más del 75 por ciento de los padres está convencido de que los niños tienen acceso a contenido inapropiado sin ningún tipo de restricciones.
  • Adicción a Internet (40%)
  • Riesgo de que se encuentren con malware, y probablemente no lo reconozcan (40%)

Junto a estas amenazas directas a los niños, a los padres también les preocupa cómo el comportamiento descuidado de sus hijos puede afectar a otros miembros de la familia, como por ejemplo la pérdida de información personal (31,9 por ciento) o incurrir en gastos inesperados mediante compras incorporadas en juegos online (31,7 por ciento).

“Ser protector es un instinto paternal pero el panorama online está cambiando las reglas. Este informe revela que los padres temen que el número de las amenazas a las que sus hijos deben hacer frente online sea cada vez mayor, con mucho contenido no regulado”, afirma Alfonso Ramírez, director general de Kaspersky Lab Iberia.

A pesar estas cifras, resulta alarmante que el 12 por ciento de los padres españoles no tome ninguna medida para proteger a los niños y más de la mitad (58 por ciento) ni siquiera hable con ellos sobre amenazas online.”

“Con un número significativo de adultos preocupados por las amenazas a las que se enfrentan sus hijos es importante que estos padres bajo presión tengan el software y el apoyo que necesitan para mantener a sus seres queridos seguro”, asegura Ramírez.

The post El ciberacoso, es la principal preocupación para el 55% de los padres appeared first on Revista Merca2.0.

Aplicaciones profesionales de LinkedIn en medicina - Sociedad Española de CardiologíaLa Sociedad Española de Cardiología ha editado un libro, titulado “Aplicaciones profesionales de LinkedIn en medicina“, que incluye un prólogo mío. Es mi segunda colaboración, después de la del año pasado sobre el uso de Twitter en este mismo contexto, con una sociedad tremendamente proactiva, en la que me he encontrado un fantástico porcentaje de médicos geeks por metro cuadrado, y con la que es un verdadero gusto trabajar.

El uso de este tipo de redes profesionales, tradicionalmente poco arraigada fuera del ámbito de la gestión empresarial, supone una enorme ventaja a la hora de utilizar sus mecanismos como forma de cohesionar un colectivo, mejorar la comunicación, y desarrollar mecanismos de compartición de información, algo fundamental cuando el desarrollo profesional requiere necesariamente de una actualización constante. El uso de LinkedIn para funciones que van desde la mera agenda actualizada hasta la gestión de grupos de interés en temas determinados ofrece muchísimas posibilidades, que son las que intenté apuntar en mi prólogo. Además, ofrece la posibilidad de gestionar colectivos auto-segmentados, lo que mejora la interlocución con otros actores importantes como las farmacéuticas.

La edición, disponible en pdf y en ePub, se ha llevado a cabo con la colaboración de la farmacéutica Daiichi-Sankyo, y ha sido presentada en su Congreso Nacional, celebrado este año en Bilbao.

A continuación, el texto completo de mi prólogo:

 

Prólogo

El éxito de Linkedin, una de las redes sociales más rentables y con crecimiento más estable desde su fundación en el año 2003, no se limita simplemente a los parámetros empresariales clásicos. Además de mantener una trayectoria extremadamente coherente desde el punto de vista estratégico, de ser extremadamente prudente en sus adquisiciones y de haberse convertido en la absoluta referencia dentro de las redes sociales con carácter profesional superando de manera rotunda a todos sus competidores, ha sido capaz de protagonizar una completa reorganización que afecta a los elementos más centrales de su esencia, y de hacerlo además extremadamente bien.

Tradicionalmente, LinkedIn se ha entendido como una base de datos de contactos profesionales. De hecho, muchos usuarios aún la entienden así: un lugar en el que tener archivado nuestro curriculum profesional, en el que almacenar los contactos con los que mantenemos algún tipo de relación en el ámbito del trabajo, una página a la que acudir cuando queremos buscar trabajo o llevar a cabo un proceso de reclutamiento. Un uso profesional y restringido a situaciones puntuales, cuando hay que actualizar algo en el curriculum o interesarse por un potencial candidato a incorporarse a nuestra compañía. Para muchos usuarios, LinkedIn sigue siendo “una página interesante, pero que se visita en pocas ocasiones”. 

La realidad es que hace ya mucho tiempo que LinkedIn llevó a cabo un reenfoque total de su actividad, y que lo que hoy encarna es un modelo de uso diario, de página por la que pasar a diario para llevar a cabo todo tipo de actividades con el denominador común de lo profesional: por supuesto, sigue siendo un repositorio o base de datos profesional cuyos contactos mantienen sumamente actualizada. Pero más allá de eso, se ha convertido en un valioso recurso a la hora de leer noticias relevantes para nuestro trabajo o nuestra industria, en un sitio donde mantenernos actualizados y hablar sobre todo aquello que afecta a nuestra actividad, o incluso en una página en la que planificar la formación necesaria para el desarrollo de nuestra carrera profesional. A lo largo de los últimos años, la compañía no solo ha salido a bolsa con notable éxito (el precio de salida de su IPO, en mayo de 2011, fue de $45 por acción, pero recientemente ha llegado a superar los $267), sino que ha desarrollado funciones e integrado adquisiciones que le han permitido replantearse completamente. 

Para el profesional de hoy, esté en la industria que esté, LinkedIn supone un recurso que caracteriza a aquellas personas que tratan de desempeñar su trabajo lo mejor posible, manteniéndose al día de todas aquellas tendencias y cuestiones que les afectan. Es el sitio perfecto para curar el llamado FOMO, Fear Of Missing Out, o “miedo a perdernos las cosas”. Pertenecer al foro adecuado en LinkedIn, y por adecuado no debemos entender necesariamente el más numeroso, sino aquel que cuenta con miembros más activos, es una garantía de estar al día de lo que se cuece en nuestra industria. 

En el mundo de la Medicina, LinkedIn es, aún a día de hoy, un recurso relativamente desconocido. En general, los facultativos no suelen estar entre los colectivos profesionales con mayor rotación, lo que supuestamente reduciría la importancia relativa de la propuesta de valor que tradicionalmente se ha entendido como más relevante en LinkedIn. “Si no estoy buscando cambiarme de trabajo, ¿qué se me ha perdido ahí? Pero la realidad es que en una profesión en la que el acceso a información resulta tan extremadamente relevante, y esta información está sujeta además a interpretaciones y a dinámicas de discusión sumamente activas, LinkedIn representa un potencial enorme. Del mismo modo que Twitter sirve como una herramienta para incrementar la visibilidad y comunicar de manera ágil, LinkedIn permite construir recursos informacionales interesantísimos partiendo de tan solo unos cuantos miembros en un colectivo con el interés suficiente como para dinamizarlo. 

Los grupos de LinkedIn son un lugar perfecto para circular y comentar información relevante. En algunos grupos son noticias de prensa especializada, en otros es información producida directamente por profesionales, en otros son papers académicos, pero todo ello funciona debido a las características que LinkedIn ha sabido mantener en ellos: los grupos pueden ser públicos, pero con el fin de evitar problemas relacionados con el spam, la mayor parte de ellos suelen constituirse de forma privada, en manos de uno o varios administradores que se encargan de supervisar la admisión de nuevos miembros o la expulsión de aquellos que vulneran las normas de uso. Partiendo de un interés suficiente en los administradores, un grupo de LinkedIn puede convertirse en el lugar perfecto en el que, por ejemplo, compartir información de un congreso reciente, notas de práctica profesional o cualquier información relevante relacionada con el propósito del grupo. La verticalidad de LinkedIn facilita que los grupos mantengan una temática relevante y no se dispersen en torno a temas no relacionados con su actividad central. 

A la hora de iniciar nuestra actividad en LinkedIn, debemos tener en cuenta que las reglas no escritas de esta red social incluyen, por ejemplo, el aceptar no únicamente a aquellas personas que conocemos, sino también a aquellas con las que podríamos, en función de nuestros intereses comunes, mantener una conversación que calificaríamos como de interesante. Nuestra ficha personal debería estar sumamente actualizada: debemos dedicar un cierto tiempo de calidad a reflejar en ella nuestro historial profesional completo, con puestos y responsabilidades, e incluso a incluir algún testimonio de alguien que haya trabajado con nosotros y pueda destacar aquello que considere más interesante. 

La fotografía y las preferencias de contacto son igualmente importantes: muchos profesionales están sustituyendo las tradicionales tarjetas de visita por el envío de una petición de contacto en LinkedIn, en ocasiones realizado desde el mismo smartphone que llevan en el bolsillo en el momento inmediatamente posterior tras conocer a alguien con quien se puede aspirar a mantener una relación profesional. Considerando que la inmensa mayoría de las tarjetas de visita terminan acumulando polvo en algún cajón o directamente a la basura, se trata de una manera evidente de tratar de poner en valor nuestra red de contactos profesionales. 

Por otro lado, el nivel de permiso que los usuarios suelen otorgar al correo recibido a través de LinkedIn suele ser razonablemente importante: no se trata de una red en la que predomine especialmente el spam o el contacto irrelevante. Si un contacto nos envía correo de manera muy persistente sobre temas que no nos interesan, basta con eliminarlo en una simple y discreta operación en un par de clics para que deje de resultar molesto. En cambio, las peticiones de contacto o referencia hacia otros miembros de la red, o el propio correo generado por los grupos, suele ser configurado por la mayoría de los miembros para ser recibido directamente en la bandeja de entrada, y ser objeto de un nivel de atención razonable – después de todo, hablamos de un entorno profesional, en el que pocas personas responsables quieren adoptar una actitud en la que predomine la dejadez o el descuido. 

Sin duda, LinkedIn es un recurso potente de cara al desarrollo profesional y a la comunicación interna de cualquier colectivo. Que un deliciosamente hiperactivo grupo de cardiólogos me plantee que escriba el prólogo para un libro que contextualiza LinkedIn para su entorno profesional me parece, sin ningún género de dudas, una muy buena noticia. Si el ejemplo cunde y son capaces de desplegar una red en LinkedIn razonablemente representativa y activa, una tarea para la que el factor fundamental no es tanto el tiempo como lo es el entusiasmo, podrían ser capaces de construir una herramienta verdaderamente muy útil para la especialidad, no solo desde el punto de vista de comunicación – una agenda de contactos profesionales infinitamente más útil que sus contrapartidas de papel – sino incluso como recurso para mantenerse informados en una profesión en la que el acceso a información actualizada y relevante es tan importante como lo es la oportunidad de intercambiar opiniones sobre ella. Alejada de la supuesta “frivolidad” que se atribuye a las redes sociales, LinkedIn es uno de esos recursos que tienden a regalarnos más tiempo, en forma de calidad y relevancia, del que pueden llegar a quitarnos por distracción. 

La idea que está detrás de la iniciativa, sin duda, merece la pena: tratar de incrementar la cohesión y la comunicación del colectivo de cardiólogos, mediante el uso de una red con una dedicación inequívoca a lo profesional. Veremos si la corazonada funciona. 

 

La Coruña, 8 de agosto de 2015