Aunque tenga los gastos pagados más un fee modesto añadido es muy poco probable que vaya. No es mi objetivo ganarme la vida dando charlas o dando difusión a eventos a través de mis redes sociales. En todo caso serían una forma para generar recursos que reinvertiría de forma inmediata en el proyecto que estoy montando ahora mismo. Pero no iba a hablar de eso.

atenciónDerechos de foto de Adobe Stock

Crear contenidos es ganar en atención

Aquí hay más bien otra cuestión. ¿Cómo crees que han llegado hasta mí? No les he hecho la pregunta porque tengo la respuesta: a través de mis contenidos.

Ya van casi 3.000 posts publicados en este blog. No lo hago desde ayer, ya van casi 8 años.

La idea detrás desde el momento cero es sencilla. Aportar valor, conectar, compartir mi experiencia. Y luego pueden surgir cosas. O no.

La realidad es que surgen muchas cosas. Crear contenido es ganar en atención. No cualquier contenido por supuesto. Tiene que ser afín hacia tu audiencia. Tiene que aportarles algo nuevo, diferente, entretenido. Mucha gente lee este blog no únicamente por lo que pueden llegar a aprender (o no) sino por lo forma de cómo lo comunico. Se sienten entretenidos porque se identifican conmigo o se pueden poner en mi piel por la forma de lo que lo cuento. O eso por lo menos son los mensajes que me llegan.

Muchos otros llegan aquí y al leer las primeras líneas ven que falta una tilde en alguna parte y me tachan de “poco profesional” por no revisar bien mis textos. Mira, para esa gente no escribo. Ni para ti tampoco para serte sincero. Lo hago para mí y para dejar algo que pueda llegar más allá de mi propia existencia. Me ilusiona esta idea, me motiva para sacar un nuevo post todos los días. Y estas últimas líneas reflejan dos creencias fundamentales que tengo.

  1. Tiene que haber un motivo más profundo de simplemente querer gustarle a la gente en nuestras acciones.
  2. Nunca vas a poder gustarle/ caerle bien a todo el mundo. En mi caso escribir para todos sería equivalente a escribir para nadie.

Por qué atención es dinero

Uff, un poco brusco este cambio de párrafo. Pasamos de hablar de creencias, legado y esas cosas para pasar al lado oscuro hablando de dinero.

Pero bueno, es lo que hay. Si no quieres vivir en los bosques lo necesitas. Y si quieres comprarte un Lamborghini también, aunque un poco más. Es así, no hay que darle más vueltas.

La atención lo es todo. La cuestión es cómo se puede conseguir al menor coste posible. Llevo años diciendo que Facebook Ads está siendo un lugar increíblemente barato para hacer anuncios. Sigue siendo así. Ahora que estoy lanzando campañas en toda Europa te lo puedo reafirmar. Espacialmente en España el precio de campañas de interacción (bien hechas) es ridículo.

No todo es hacer campañas de Facebook Ads. Cuando MTV en Estados Unidos tenía la atención Madonna y Michael Jackson sacaron un vídeo tras otro porque sabían que tenían que estar ahí.

El contenido lo es todo. Hace funcionar una campaña de Facebook Ads, convierte un vídeo de música en un hit y marca la diferencia entre blogs que se leen y los que se posicionan únicamente en Google.

Captar la atención es la clave. Una vez que la tienes el dinero es un puro efecto secundario. O eso por lo menos es como yo lo veo…

Estoy en pleno proceso de cambio de página. En su momento ya debatí sobre las diferentes opciones que tienes cuando le cambias el nombre al proyecto. Al final me he decidido por mantener la antigua durante un tiempo e ir avisando poco a poco que nos estamos mudando.

comunicarDerechos de foto de Adobe Stock

Ahora bien. No todo el mundo pasará por la antigua web. Puede incluso que haya gente que nos conozca pero nunca ha pasado por la antigua web. ¿Cómo comunicas a todo el mundo el cambio sin gastarte una fortuna? Veamos diferentes opciones que tenemos.

Enviar una postal a los clientes

Oldschool. ¿Por qué no? Si buscas un ratio de apertura cerca al 100%, tienes postales y cartas como una buena vía para lograrlo. Tampoco te van a costar la vida. No tengo ahora un dato a mano pero si recuerdo bien era algo entre 30-70 céntimos por envío que me voy a costar. Si es más igual tengo que cambiar de planes pero lo dudo.

Lanzar una campaña con FB Ads a los fans

Los cambios tardan en comunicarse. Hay que fijarse únicamente en lo que se gastan grandes marcas en anuncios de televisión para lograr que todo el mundo se entere cuando antes que han cambiado de logo, nombre, productos o lo que sea.

Con presupuestos más pequeños podemos lograr una efectividad alta con campañas segmentadas. Los posiblemente más interesados en enterarse son los fans de la página de Facebook. Basta publicar y luego promocionarlo con pocos euros al día. Es una de las tareas en mi lista de hoy.

Comunicar de forma directa por Whatsapp

Para clientes VIP merece la pena comunicar 1:1 por Whatsapp. Es también una forma de recibir feedback de aquellos que más dinero se han gastado en el pasado. A estos hay que hacerles más caso porque su voz tiene más peso.

Incluso puede ser una vía de generar las primeras ventas. Si les gusta lo que ven seguramente se verán animados en hacerte alguna compra. Ya te iré contando.

Stay tuned.

Hoy no he atendido la llamada de un cliente. No estaba al tanto de su situación porque lo he dejado en manos de una persona de equipo en la que tengo plena confianza.

telefonoDerechos de foto de Adobe Stock

Quería poder hablar con criterio con él por lo que he hablado antes con la persona encargada. Luego hice la llamada. Me lo pensé durante un instante. Quería no hacerla porque tenía que comentarle que nos estábamos retrasando con un tema porque hubo problemillas (todo tiene solución) inesperados.

Al final la cosa salió bien. Quedamos para hacer otra llamada esta semana para seguir informándole. Las cosas se solucionan hablando y afrontando la situación. No te lo pienses. Coge el teléfono. Soluciónalo.

He añadido “cómodo” al título del post para darte la sensación de que es fácil. No es complicado pero para serte sincero superar la pereza de atacar ya por una vez esa presentación que tienes que preparar es complicado. Para que mentirte.

preparar presentaciónDerechos de foto de Adobe Stock

Resulta que tengo el ya medio día de hoy para terminar mi presentación de una ponencia que tengo que impartir mañana en Madrid. Tengo que ponerme las pilas porque ya no tengo tanto tiempo. Mira, así lo haré.

Empiezo con un buen título y le añado estructura

No sé si a ti te ocurre lo mismo pero una de las cosas esenciales para ponerme ya en serio con la presentación es dar con un buen título. Es esencial porque te ayuda a sentirte más cómodo. Da la sensación que después todo fluye más rápido.

A partir de ahí es definir el guión. En mi caso suelo continuar dándole títulos a todos las diapositivas que quiero hacer. Tengo una regla muy sencilla. Si tengo 30 minutos, no suelo tener más de 15 diapositivas. 2 minutos le quiero dedicar a cada una de ellas de media.

La estructura que defines debe moverse dentro de ese rango. Lo ideal es contar desde el principio hasta el final una historia. Es lo que llamen los “expertos” storytelling. Probablemente te suena.

Ahora toca rellenar las diapositivas con contenido

En mi caso ya suelo tener una plantilla que suelo utilizar siempre. En este caso relleno las diapositivas ya con el diseño final que van a tener. Aquí también tengo una pequeña regla.

La audiencia siempre será capaz de leer más rápido que yo hablo. Por lo tanto no tiene sentido poner todo lo que voy a decir en la presentación. Básicamente me limito a frases destacadas o cómo también las llamo: “tuiteables”. Ya que estamos haciendo el esfuerzo de dejar huella en la audiencia por qué no sacarle provecho a las redes sociales para llegar a más personas más allá a las que me ven en el escenario.

A las personas les gusta que les presentes cifras. Todo lo demás es humo. Por lo tanto suelo acompañas mis datos con fuentes para darle más credibilidad. Cuando más reciente la misma mejor. En total puedo incluir un máximo de 30 palabras en una diapositiva. En ocasiones 5 son suficientes.

Y para acabar – el retoque final con diseño y fotos

¿Cómo era esto? “Una palabra dice más que mil imágenes”. No, era más bien al revés. Por lo tanto hay que elegir bien las imágenes que acompañan la presentación. Estas pueden apoyar el argumento pero casi todavía más importante, le aportan calidad percibida a la presentación. ¿No se entiende? Muy sencillo.

Cuando peor sean tus imágenes, de media peor se valorará tu ponencia. Por lo tanto te interesa elegir fotos profesionales de alta calidad. Entiendo que esto último es la imagen que te interesa dar.

Tal como ya te comenté gran parte del diseño en este punto ya lo tengo hecho por reutilizar siempre la misma plantilla. Si representas una empresa es algo básico y probablemente ya la tendrás o te la darán hecha.

Bueno, ya está. Ya tenemos la presentación hecha. Ahora te toca a ti. Bueno, en realidad a mí porque ahora ya me tengo que poner en serio con el tema que se me está acabando el tiempo… ;)

 

 

Cada vez que hablo sobre montar un negocio en este blog me siento un poco culpable. Hay tantas cosas a tener en cuenta que es prácticamente imposible dar una imagen completa y fiable de lo que se requiere para ganarse la vida por cuenta propia. A esto se suma el hecho de que cada caso es diferente. No puedes esperar que dando los mismos pasos que ha dado Elon Musk vas a poder replicar su éxito. Simplemente no es realista.

comunicar empresaDerechos de foto de Adobe Stock

Luego hay cosas más básicas como la comunicación. Negocios son relaciones y estas se trabajan a través del lenguaje verbal. Es el mix perfecto entre palabras y acciones. No puede estar una cosa sin la otra porque sino toda la comunicación no tiene sentido.

Hay unas reglas básicas.

  1. Explica bien lo que necesitas. Detalla tus expectativas.
  2. Responde de forma realista a las demandas que te lleguen.
  3. Cumple con plazos acordados. Si no puedes, avisa con tiempo.

No critiques las personas, sino las acciones. Una cosa es profesional y otra es personal.

El coste de no comunicar o retrasarlo es enorme.

  • Procesos ineficientes.
  • Errores se multiplican.
  • Retrasos.
  • Relaciones sufren.

No evites comunicación por el hecho que a veces puede ser desagradable. Cuando más tiempo pase, más te va a costar arreglar los daños causados.