El costo emocional de emprender de Denken Über

Cuando uno mira la cultura emprendedora -especialmente en nuestros mercados- lo único que se escucha es “cambiemos el mundo” o “work hard, play hard” pero nunca se habla del costo psicológico de emprender; del costo del rechazo constante de tu idea, del valor de una red de soporte, de caer en cosas como el síndrome del impostor o de la chance de perder el balance en tu vida. Y todo esto repercute en el único actor que el ecosistema parece olvidar al abstraer todo en un ¡haz lo que amas!”.

Es curioso porque la vida de un emprendedor tiene mil satisfacciones y hablamos de una montaña rusa emocional con risas y como un chiste, pero ¿cuántos de nosotros apoyamos programáticamente a un emprendedor a pasar todos estos desafíos? ¿Cuántos explicamos que hay momentos en tu carrera que implican un cambio de mindset y en los que tus habilidades sociales son las que te van a ayudar a triunfar? ¿Cuántos explicamos que emprender incluye siempre el apoyo de tu familia? ¿Qué valor le damos a apoyar a los que fracasan (aunque sea relativo) más allá de decirles “ojalá hayas aprendido algo porque esto es una lección”?

Momentos de cambio
Cuando empezás a emprender y tenés una idea que querés convertir en empresa, el ecosistema te aplaude pero también te presiona para “go big or go home”, “change lives, change the world” o para a tener el sello de aprobación de alguna ONG, que simplemente refuerza el costo psicológico de estar siempre arriba de todo.

Sin embargo, este momento es el de mayor cantidad de “no” que vas a experimentar; por cada inversor que confía en tu idea hay 20 que dijeron “no” (con mayor o menor empatía). Por cada actor del ecosistema que te conoce hay 20 que no te conocen pero tienen alguna opinión sobre vos, y ahí empezás a construir un caparazón emocional que te sirve, por un lado, para a) lidiar con el rechazo b) ser aceptado por el ecosistema que te rodea y que necesitás; pero por otro lado ese caparazón te cierra emocionalmente para no aparecer “con fisuras”.

No conozco una aceleradora, no conozco un fondo de inversión, no conozco una organización de emprendedores que ayude de forma programática a otros emprendedores a superar estos momentos.

Pero hagamos de cuenta que te convertís en un CEO y tu compañía comienza a crecer… ¿quién ayuda a explicar el cambio de actitud que el emprendedor debe tener? Definir el norte del equipo, delegar en terceros, evitar el micromanagement pero mantener en la cabeza toda métrica y convertirte, sobre todo, en un buffer organizacional para que el equipo no pierda rumbo ni esperanzas cuando una ronda se demora, cuando tu COO se va a una corporación a ganar cinco veces más de lo que podés pagarle, o cuando un país devalúa un 90% en un año… ¿alguna vez pensaron que un emprendedor muchas veces no duerme de noche?

[Caso 1. Uno de los inversores más conocidos de Latam tiene como costumbre re-negociar con la frase “si yo hablo mal de vos no vas a cerrar una ronda más en tu vida”, y muchos emprendedores (que no me lo cuentan) terminan estresados y aceptando condiciones leoninas por sentirse vulnerables frente a alguien que tiene años en el ecosistema.]

Síndrome del impostor
Les recomiendo leer el original “The Imposter Phenomenon in High Achieving Women: Dynamics and Therapeutic Intervention” escrito en 1978 y publicado en Psychotherapy Theory, Research and Practice porque más allá de los avances reales en este tema hay cosas que son clave en nuestro mundo emprendedor… y si te parece que “in high achieving women” implica que no te afecta, estás mal :)

Despite outstanding academic and professional accomplishments, women who experience the imposter phenomenon persists in believing that they are really not bright and have fooled anyone who thinks otherwise. Numerous achievements, which one might expect to provide ample object evidence of superior intellectual functioning, do not appear to affect the impostor belief.

Hay cuatro o cinco actitudes o momentos de este síndrome donde uno puede verse reflejado y, repito, esto no es lineal sino que hay combinaciones.

El caso principal es pensar que uno tuvo suerte y decir “I’m not good enough to be on the faculty here. Some mistake was made in the selection process”. Es típico, y no me canso de hablar con emprendedores y explicarles cómo, con su capacidad y trabajaron, ayudaron a la suerte que tuvieron.

Otro que me sigue sorprendiendo es llegar al burn-out porque “van a darse cuenta que soy un fraude” y comienza un ciclo en el que empezás a trabajar más fuerte para tener mejor performance y aprobación del mercado pero que, al lograrlo, pensás que tu caída va a ser peor y …. empezás a trabajar más fuerte para tener mejor performance y aprobación del mercado pero que, al lograrlo, pensás que tu caída va a ser peor y … así sucesivamente.

[Caso 2. Si quieren les cuento lo que me costó a nivel personal este ciclo, cómo terminé quemado y me fui de un mercado -que todavía no entiende bien por qué renuncié- pero tampoco entiende lo que me costó a nivel familiar caer en ese estado, en el que llegó un momento en el que ya no podía trabajar más fuerte y sólo sentía “¿ves? era verdad… soy un fraude”].

Aunque muchos lo sabemos, muchos tratamos de frenarlo y en ESE momento no podemos lograrlo; lo peor es que hay actores que intuitivamente lo saben y atacan en ese momento porque, repito: no conozco una aceleradora, no conozco un fondo de inversión, no conozco una organización de emprendedores que ayude de forma programática a otros emprendedores a superar estos momentos.

Sos tu único activo irremplazable.
Desde 1999 cuando empecé a bloguear hay mantras que mantengo y que me encargo de comunicar a cada emprendedor que conozco y que mentoreo; por ejemplo, siempre digo que el tiempo es finito y debés hacerlo valer porque estás en una carrera contra el mercado y una ventana de oportunidad que se cierra… pero siempre hay puertas que se abren u otras ventanas por donde podés entrar, o cuando estás en una ronda y aparece el mito de que lo importante es cuánta plata pueda poner un inversor.

Sheryl Sandberg, D.E. Shaw, Jeff Friedland, David F. Marquardt, Ray H. Dalio… estos nombres son una muestra de que los emprendedores más importantes del mundo saben cuándo necesitan delegar, pedir ayuda, tener una red de contención y que tienen en claro que lo único irremplazable en todo el ecosistema es el emprendedor en sí mismo, y por eso hay que cuidarlo y nutrirlo más allá de una sesión técnica o financiera.

¿Qué hacer entonces?
Lo primero que deberíamos hacer es entender que hay un costo emocional y que nadie lo habla abiertamente; si no sos un emprendedor sino otro actor del ecosistema (inversor, mentor, etc.) dedicale tiempo y empatía a los emprendedores… aunque tengas que decir que no a una inversión o que una idea no te parece buena: pocas personas me enseñaron a mirar ese elemento más que Gonzalo Martín-Villa en Wayra, por esa capacidad de dedicarle tiempo a cada uno.

Si sos emprendedor hay un par de cosas que me sirvieron y otras que fui recopilando a lo largo del tiempo:

  • Si sos capaz de pensar a largo plazo vas a descubrir dos cosas 1) que las experiencias del pasado que pensaste eran destructivas no te destruyeron y 2) que a futuro seguramente esta no sea tu última aventura… sobre todo si sabés pedir ayuda.
  • Pedir ayuda no sólo no te debilita sino que te ayuda a encontrar nuevos puntos de vista, porque al formalizar tus problemas surgen del diálogo y no sólo de escuchar pasivamente; la base de mi amistad con Damián Voltes es su capacidad de escuchar y opinar y preguntar genuinamente… cuando soy capaz de llamarlo con un “che, tengo un problema y podría usar tu cerebro”. Si no hubiera tenido el coraje de llamarlo quizás nunca hubiese escuchado sus puntos de vista.
  • Ampliá tu campo de visión. Yoga, running, meditación, canto, tareas creativas que activan partes de tu cerebro que te bajan la tensión sin sacar el foco de tu startup, pero permitiendo realmente recargar energía (hat tip: Calm hace maravillas en mí, Headspace no me funcionó. Elegí lo que te funcione y te haga bien… @laclaux canta y y le hace genial!)
  • Delegá, delegá, delegá. No sos una máquina y no podés hacer todo. Podés tener opinión en todo pero no podés hacer todo: cuantos más campos abarques, menor va a ser la profundidad de tu impacto. Al delegar podrás descubrir talento en otros, y de hecho sacarte tareas repetitivas te va a ayudar a enfocarte que, al final de cuentas, termina siendo el nombre del juego. Varels de Matias Bergman es una gran solución de asistentes virtuales.
  • Ejercitate. Esto lo descubrí a la fuerza: un stent y una lesión lumbar que me tiene hace tres meses con tramadol, pregabalina y más cosas están simplemente destrozando mi productividad. El centro del ecosistema es el emprendedor y sin estar sano no hay chance de poder soportar un ritmo agotador.
  • Buscá otros emprendedores. EO es un gran ejemplo de una ONG que busca generar espacios donde el peer-support te ayuda más allá de un LOI o Financial Statement, como compartir ansiedades o dificultades en tu core familiar. Debe haber cosas similares pero por favor aceptá ayuda si la pedís, sino no tiene sentido.
  • Familia. Cuidala, es tu última línea de defensa y de apoyo y contención. Tres momentos clave de mi vida se decidieron gracias a que la madre de mi hijo fue capaz de decirme “somos un equipo, hagámoslo”: sin ese impulso no podría haber estado acá pensando cómo compartir esto

Sólo quiero cerrar con dos cosas que son una realidad: las chances de éxito están en contra, pero este es el juego que elegimos jugar al emprender, y para aumentar tus chances de triunfar tenés que estar bien a nivel físico y emocional, con un balance de vida que te ayude a que tu éxito tenga sentido y no esté vacío.

Porque les juro que el éxito no te protege de nada.

Jack Ma se retira de Alibaba de Denken Über

Jack Ma fundador de Alibaba, un monstruo de $420.000 millones de valoración e inversor en unas 600 empresas chinas de Internet a las que controla sea por porcentaje o por peso de mercado, anunció que se retira en menos de una semana para dedicarse a la filantropía y educación… o una vuelta a su origen de profesor de Inglés y comercio internacional.

La gente del New York Times publicó la primicia y aunque lo mencionan por arriba, yo no descartaría que sea un gran momento en el que retirarse por 3 puntos clave:

  • el Gobierno Chino está siendo cada vez más intervencionista con el “duopolio Alibaba-Tencent” lo que está destruyendo valoraciones a dos manos
  • China y USA parecen empezar una guerra comercial donde hasta Tim Cook envió una carta a la Casa Blanca advirtiendo los efectos de esta escalada y como va a impactar en todo el ecosistema tecnológico
  • y, finalmente, esto concluye el ordenadisimo traspaso de poder que empezaron hace unos 4 años cuando dejó de ser CEO con lo que internamente todo está ordenado

¿Se preguntan el valor de Jack Ma, más allá de su fortuna? Es uno de los cuatro “fundadores” de Internet comercial en China y es el eje de uno de los ecosistemas que más dolores de cabeza le va a dar a todo internet a lo largo de los próximos años (Control Gubernamental, Mercado Interno cerrado, jugadores casi definidos a dedo) y uno de los íconos a los que todos quieren parecerse… que es la pieza clave de un ecosistema.

Malware en DNA de Denken Über

Interesnte artículo en WIRED: Biohackers Encoded Malware in a Strand of DNA en versión TL;DR

  • Cualquier metodo de almacenamiento de información puede ser usado como un vector de ataque. Si la información proviene siempre de fuentes externas (eg: ADN para análisis) el riesgo de ataque aumenta. Cuando la información es leída automáticamente (ej: un secuenciador) el riesgo vuelve a aumentar
  • Almacenar información hoy en ADN es complicado, pese a algunos experimentos exitosos con videos, pero ya se demostró que es posible almacenar datos y malware en muestras de ADN, la amenaza es real aunque a largo plazo

Mi corazón 10 años después de Denken Über

Ayer se cumplieron 10 años estrenando mi “nuevo mejor amigo” un Cordis BX Sonic 3.0 o sea un stent en la arteria anterior ascendente… es increible todo lo que pasó en estos 10 años y la montaña rusa emocional a la que sometí este dispositivo, pero aunque no lo crean este cínico pasó a ser un optimista.

In the face of all the challenges of today’s interconnected world, is my optimism about the future of humanity idealistic? Perhaps it is. Is it unrealistic? Certainly not. To remain indifferent to the challenges we face is indefensible. If the goal is noble, whether or not it is realized within our lifetimes is largely irrelevant. What we must do, therefore, is to strive and persevere and never give up.”

Dalai Lama

Hace un tiempo habia pensado en escribir algo para el dia del décimo aniversario de mi stent (siendo honesto había pensado hasta acciones concretas para ese día) pero el 20 de agosto pasó y fue un día más… donde estuve más interesado por un desafío de Inteligencia Artificial de OpenAI que por el stent en si mismo y así el día pasó.

Es raro pensarlo pero le he dado caña a este stent y lo ha soportado, o al menos mantuvo mi corazón funcionando y diez años después vuelvo a agradecer al equipo del Dr El Bis por todo lo que hicieron y gracias a lo que pude vivir todo lo que viví desde ese momento en adelante… porque esto no termina hoy ;)

NYU cubrirá la matricula de todos sus estudiantes de Medicina de Denken Über

Esta no es una noticia de tecnología, pero es realmente increíble que NYU pague la matrícula de todos sus estudiantes de medicina y le dedico más que un tweet por la cadena de hechos que esto busca frenar

  • Cada estudiante de medicina termina con una deuda promedio de $171,908 por préstamos estudiantiles
  • Al tener que pagar estos préstamos los estudiantes se dedican a las carreras más rentables.
  • Al dedicarse a carreras rentables baja la cantidad de investigadores y de medicos de cabecera (“primary care”)
  • Esto (b+c) impacta directamente en la calidad de medicina que el habitante promedio puede afrontar.

Es interesante ver como miraron el impacto social a largo plazo para lograr las metas de donación (necesitan $650 millones y llegaron a $450 millones en menos de 3 meses de campaña) y ver si pueden cambiar el modelo actual de financiación al menos en un sector con tanto peso en las comunidades.