John HancockJohn Hancock, una de las aseguradoras más grandes y más antiguas de los Estados Unidos, adquirida en 2004 por la canadiense Manulife, ha anunciado que dejará de vender seguros de vida tradicionales y comercializará únicamente pólizas interactivas que registren las actividades de ejercicio y los datos de salud de sus clientes mediante wearables como Fitbit o Apple Watch. La compañía pasará a vender únicamente este tipo de pólizas a través de su subsidiaria Vitality, y finalizará en 2019 la conversión de toda su cartera de pólizas a la nueva metodología.

Este tipo de pólizas están popularizándose progresivamente en mercados como Sudáfrica, Reino Unido y los Estados Unidos, y son vendidas como una ventaja tanto para los usuarios, que tienen así un incentivo adicional para llevar una vida más saludable, como para las aseguradoras, que consiguen una cartera de clientes con hábitos más saludables que tiende a vivir más tiempo y a generar menos indemnizaciones. Sus detractores alegan, en cambio, que la aseguradora puede tratar de optimizar su cartera basándose en los datos obtenidos, tratando de ofrecer condiciones menos atractivas a aquellos que presenten unas variables indicadoras de un riesgo más elevado.

A medida que la tecnología mejora la capacidad de los dispositivos para registrar datos relacionados con el ejercicio y la salud, son más las compañías que se dan cuenta de la oportunidad que este nuevo enfoque puede suponer. Como ya he comentado en entradas anteriores, centrar las críticas en la supuesta falta de precisión de estos dispositivos es absurdo: primero, porque este tipo de variables mejoran rápidamente como lo hacen prácticamente todas las relacionadas con este ámbito, y segundo, porque la ausencia de unas métricas de nivel clínico se compensa con una riqueza de datos espectacular, que llegan en el caso de un wearable incluso al registro prácticamente continuo, frente a la inconveniencia de los dispositivos dedicados. Es evidente que un electrocardiógrafo con sus doce electrodos tiene una capacidad de registro que un reloj en el que simplemente apoyamos dos dedos no tiene, pero la posibilidad de registrar el pulso durante todo el día y unido a diferentes actividades le da unas posibilidades que el electrocardiógrafo, que se limita a una medida puntual, no tiene. Ridiculizar el impacto de este tipo de dispositivos, descartarlos porque pueden dar lugar a falsas alarmas o no darse cuenta del papel que van a jugar como generadores de datos en el cuidado de la salud en el futuro es, sencillamente, no entender nada de estadística ni de hábitos de vida: la única forma de pasar de un enfoque de salud paliativo a uno preventivo es incrementando el volumen de datos generado y alimentando con ellos algoritmos capaces de interpretarlos de manera automatizada.

En ese sentido, vale la pena leer esta respuesta de un cardiólogo en Quora: lo bueno del Apple Watch, además del hecho de que tanto la American Heart Association como la FDA recomienden o aprueben el producto y su funcionalidad, es el hecho de que lo llevamos puesto todo el día, lo que permite que muchas personas que no son conscientes de posibles problemas cardíacos o que no son capaces de evaluar su sintomatología por carecer de experiencia puedan recibir alertas que les permitan llevar a cabo un control médico sobre dolencias potencialmente muy peligrosas. A medida que llegan las reviews mayoritariamente positivas del nuevo Apple Watch 4, más se refuerza la idea de un futuro en el que este tipo de dispositivos jueguen un papel importante en el futuro del cuidado de la salud, tanto a nivel clínico o de investigación, como de aseguradoras. Y Apple, obviamente, no está sola en este campo: Fitbit ha adoptado ese enfoque transformacional desde hace ya bastante tiempo, y están lanzando ya servicios relacionados con ello. Otras, como Nest, propiedad de Alphabet, han llevado recientemente a cabo adquisiciones como la de Senosis, una spinoff de la Universidad de Washington dedicada al desarrollo de sistemas de monitorización de salud mediante el smartphone, y dejan claras las intenciones de su compañía matriz y de otras de su mismo nivel en cuestiones como la custodia de los datos y registros médicos. Recientemente, Apple presentó una API para que los desarrolladores de aplicaciones puedan trabajar con los datos almacenados en su aplicación de salud, con el fin de permitir que los usuarios puedan, con el nivel de control adecuado, compartir esos datos con distintos proveedores de salud: médicos, hospitales, etc. para recibir desde recordatorios para mejorar la adherencia a tratamientos, hasta la gestión administrativa de servicios.

La evolución de la tecnología la ha llevado ya al punto de poder generar una disrupción radical en el cuidado de la salud, y esa disrupción va a generar, como todas, un escenario con vencedores y vencidos. Entender las variables de esa disrupción y no aferrarse a visiones anticuadas o a tópicos absurdos va a resultar fundamental de cara al futuro.

 

A pesar de ya llevar 8 años con este blog me sigue sorprendiendo que haya gente que pase por aquí con frecuencia para leer el blog. A pesar de que en ocasiones me haga el tipo duro y digo que esto no lo estoy haciendo por ti te seré sincero. Me da una sensación muy agradable de orgullo porque parece que hay personas que sacan algo positivo de esto.

Gary Vaynerchuck

Empatía es la clave de todo

He aprendido con el tiempo centrarme en las cosas positivas por lo que un comentario tipo “eres un fantasma” a día de hoy me genera una sonrisa (una de verdad, no una de esas falsas).

He aprendido a desarrollar cierta empatía con las personas y me imagino detrás de este tipo de mensajes un chiquillo aburrido o una persona que ha tenido un muy mal día. No es personal, no tiene que ver conmigo.

Empatía es una de las claves si quieres llevar tu negocio al próximo nivel. Es ponerse en la piel de las personas, es convertirse en ellas. Los seres humanos nos relacionamos con personas en las que confiamos, las que son como nosotros, las que piensan como nosotros y admiramos aquellas que ya han conseguido lo que nosotros aspiramos.

Caso práctico de Edutainment: Gary Vaynerchuck

Las últimas semanas me estoy levantando a las 6 de la mañana. Una hora más temprano de lo habitual. No te puedes imaginar el enorme beneficio que estoy sacando de tener 60 minutos más cada día a mi disposición. He dado este paso gracias a los vídeos de Gary Vaynerchuk. Un emprendedor nato que me ha empujado estas últimas semanas exigir más de mí mismo, dar más y pisar más fuerte. Te recomiendo seguir sus vídeos diarios. En vez de detallar su caso en esta entrada prefiero que te hagas una idea tú mismo viendo al menos 2-3 de sus vídeos.

Una de las cosas que recomienda a la hora de generar contenido propio es documentar en vez de elaborar. Es algo con lo que me siento identificado porque es prácticamente lo que llevo haciendo con este blog los últimos 8 años.

A lo que iba. Entre las 6 y las 7 me ducho y tomo el desayuno. En paralelo veo uno de sus vídeos. Aportan muchísimo valor porque en primera línea entretienen y educan. Es lo que en su momento describí bajo el concepto de Edutainment.

Sigo a este emprendedor porque me idéntico con él. Aspiro a cosas parecidas, comparto parte de sus creencias, aprendo cosas nuevas, me motiva, etc.

No me está vendiendo nada pero ya le estoy comprando. La confianza generada no la consigue ningún tipo de publicidad normal. Es la diferencia entre ventas y marketing. Una cosa mira el corto y la otra el largo plazo. Esto último posiblemente ya requiere post aparte. Me lo apunto.

Stay tuned.

IMAGE: AmazonEn plena guerra por la implantación y la cuota de mercado de los asistentes domésticos, Amazon anuncia planes para el lanzamiento de al menos ocho dispositivos controlados a través de Alexa, su asistente de voz, que van desde amplificadores y altavoces, hasta un microondas o un dispositivo multifunción para el coche. La idea es poner a Alexa en todos los sitios donde el usuario pasa cierto tiempo e ir añadiendo funcionalidades que puedan ser controladas mediante la voz, en un mercado en el que la compañía fue pionera, pero que ya no es tan incipiente, y que se prevé alcance un valor de alrededor de treinta mil millones de dólares en el año 2024.

La interacción mediante la voz es, indudablemente, un área en fuerte crecimiento, y en el que un gran número de compañías intentan posicionar sus dispositivos. Sonos, por ejemplo, recién salida a bolsa, ha establecido su posición gracias a convertirse en los primeros equipos de sonido domésticos fácilmente conectables al Echo de Amazon y el Home de Google, y basta echar un vistazo a las apps o skills disponibles para cada uno de estos asistentes domésticos para obtener una amplia panorámica de funciones de todo tipo, desde sistemas de riego hasta iluminación, climatización, seguridad o lo que se nos ocurra. Ni siquiera la idea de conectar el microondas con Alexa es pionera: GE tiene uno a la venta desde hace algo más de un mes.

Frente al primer empuje de Amazon con su Echo, que logró posicionarse gracias a ese efecto pionero como el líder absoluto del mercado, la reacción de Google con su Google Home no se hizo esperar, y en el primer trimestre de 2018 logró por primera vez superar a Amazon en número de unidades vendidas. En ese primer trimestre del año, Canalys calculaba un total de 4.1 millones de dispositivos en el mercado norteamericano, seguido por los 1.8 millones de China (1.1 millones son dispositivos TMall Genie de Alibaba) y los 730,000 de Corea. Google, además, está ganando a Amazon por velocidad en la expansión internacional y en la incorporación de nuevos idiomas. Actualmente, Amazon Echo está disponible o en pruebas avanzadas para seis idiomas y once mercados: en inglés en Estados Unidos, Reino Unido, India, Canadá y Australia; en francés para Francia; en alemán para Alemania; en italiano para Italia; y en español para España y México. Google Home, mientras, está disponible ya en once idiomas gracias al desarrollo llevado a cabo para Google Assistant en el smartphone, y pretende llegar a los treinta a finales de 2018. En la progresiva incorporación de dispositivos a la línea de productos, ámbito en el que Amazon también llevaba ventaja, Google está trabajando con distintos fabricantes para lograr una diversidad mayor, y en algunos casos con buenos resultados. El asistente de Apple, Siri, está disponible en una variedad de idiomas mucho más amplia, pero su dispositivo, el HomePod, dista mucho de haber alcanzado la popularidad de Amazon Echo o de Google Home.

En estos momentos, los usos más habituales para los asistentes de voz domésticos son cuestiones relativamente accesorias, desde poner música hasta escuchar las noticias, encender y apagar luces o controlar el riego o la calefacción. La instalación y configuración de este tipo de dispositivos es razonablemente sencilla para personas con cierta afinidad por la tecnología, pero aún no se considera fácilmente accesible para cualquiera, lo que lleva a que para algunos dispositivos, en el mercado norteamericano se dependa de distribuidores e instaladores autorizados. El propósito de Amazon, que actualmente considera a Alexa como una de las claves de su estrategia, es poner a Alexa en todos los sitios en los que el usuario pasa un cierto tiempo, e ir incorporando prestaciones de todo tipo gracias a la actividad de sus desarrolladores. Sin embargo, a la hora de plantear nuevas funciones y posibilidades, Google tiene una indudable ventaja: la conexión del dispositivo con la cuenta Google del usuario permite la activación de una amplia variedad de funciones altamente personalizadas (calendario, agenda, mapas, contactos, etc.), una información que a Amazon le cuesta más obtener.

Un mercado con un gran potencial, con el crecimiento más importante en este momento de todo el segmento de la electrónica de consumo, y al que, sin embargo, muchos usuarios aún no le ven una decidida utilidad o incluso manifiestan temores por lo que supone de cara a eventuales peligros para la privacidad. Sin duda, nos espera una evolución interesante.

 

Lo que quiero decirte con esto es lo siguiente. No hay una forma de hacer las cosas. Yo te puedo contar como las hago yo. Lo haré de forma encantada. Igual puedes tomar mi experiencia como un primer paso. Como un punto de orientación en tu propio mapa que queda por dibujar. Ni más ni menos. No me sigas paso a paso porque es poco probable que mi camino también sea el tuyo.

familia numerosaDerechos de foto de Adobe Stock

Lo mejor: emprender antes de tener familia

Tuve la gran suerte que empecé a emprender antes de convertirme en padre de familia numerosa. Cuando nada más estás tú o tú y tu pareja las cosas son más sencillas. Puedes asumir mayores riesgos. Piénsalo de esta forma. ¿Qué es lo peor que te puede ocurrir?

¡Ganar en experiencia! Con el tiempo te das cuenta que dinero lo único que aporta es tranquilidad. Si eres emprendedor no es tu fuente de motivación principal. Necesitas algo mucho más grande. Necesitas un porqué (creo que se escribe junto en este caso). :)

Si estás a tiempo y quieres aprender no te esperes mucho más. No te lances del todo. Manten tu trabajo mientras que puedas. Esto al menos te aportará una estabilidad financiera en el sentido de que puedas hacer tus compras en el supermercado, pagar la gasolina y el alquiler del coche (espero para ti que no sea la hipoteca).

Emprender cuando ya sois 5 o más – montarlo en paralelo

Familia numerosa son familias que tienen 3 hijos o más. Por si no lo tenías claro y estás leyendo esto por pura curiosidad. Luego hay otro nivel de superhumanos que está en 5 hijos pero ahora no me preguntes como se llama. Mi mujer y yo hemos decidido pararnos con 3. Nos sentimos ya bien entretenidos.

Uno de los consejos que suelo repetir con frecuencia es que si todavía no tienes experiencia en el mundo emprendedor no te la juegues. No te lances de un día a otro apostando todos los ahorros familiares en ello. Lo que puede salir mal, saldrá mal y debes saber que tu caso posiblemente será igual. Soy consciente que emprender a tiempo parcial es hacer las cosas a medias. Pero tampoco es necesario hacer el idiota. Correr un riesgo es una cosa pero hacerlo sin red es ser estúpido. Puede salir bien, claro, pero puede salir mal también.

¿Qué tipo de negocio viene bien?

¿Sinceramente? Ni idea. Posiblemente si tuviese la idea perfecta ya lo estaría haciendo. A pesar de no tener una cosa específica te recomendaría esto.

Busca algo que con cada hora invertida hace crecer el negocio. Las correlaciones siguientes no son del todo correctas pero sirve más para que entiendas mejor mi punto.

  • Un post más en tu blog te genera más tráfico.
  • Un vídeo nuevo en tu canal de Youtube te genera más visualizaciones.
  • Un producto nuevo en tu tienda online te aporta más ventas.

Busca algo donde un objetivo grande se pueda dividir en muchos pequeños pasos. Haz que cada paso cuente. Es también para motivarte. Si no tienes la sensación de llegar vas a abandonar. Tarde o temprano. Puede que lo hagas sí o sí. Esto de emprender no es para todo el mundo.

Tú día a día emprendiendo – sacar el tiempo

Todas las familias tienen compromisos y tareas familiares. En mi caso llevo la grande al cole antes de ir al trabajo. Recientemente me he acostumbrado levantarme una hora antes a las 6 de la mañana. Tampoco es algo exagerado y con cada día que pasa lo estoy llevando mejor.

Esta hora extra al día me permite escribir estas líneas. Igual te ayudan, igual te hacen echarte atrás de emprender. En este caso también te habré ayudado. Tenerlo claro es importante. La retirada a tiempo puede ser una buena opción para ti. El objetivo de la vida no es emprender en general. El mío es ser feliz y el hecho de convertir ideas en negocios me lo aporta.

Para que no te quedes corto a nivel de ideas básicas por si tienes la sensación que no tienes tiempo y te lo pones como excusa para no emprender.

Luego puedes hacer también esto. Levantarte a las 5. Darte de baja de Netflix. Acostarte más tarde. No perder el tiempo en redes sociales (si no está relacionado con tu negocio). No pasar tiempo con gente tóxica que antes considerabas amigos. No dormir la siesta.

Puedes seguir con esta lista de forma de forma infinita. ¿Demasiado difícil? Puede.

Si tienes esa sensación mejor que no te metas. Lo digo por tu bien. Igual esto no es para ti.