No se trata de alcanzar una meta.

No se trata de ser mejor que otro.

No se trata de batir a la competencia.

crecerDerechos de foto de Adobe Stock

Esto va de otra cosa. Estás jugando un juego sin reglas, sin fin ni sin meta concreta.

El juego es diferente. Juegas contra ti mismo. Deberías perseguir un “por qué” más que alcanzar una cifra concreta de ventas. Juegas por mejorar, no por ganar.

A veces vas a ir por delante de los demás. En otras ocasiones irás por detrás. Es como una carrera de un maratoniano amateur. No corre por ganar sino por batirse a si mismo.

En este camino vas a fallar. Pero no pasa nada. Forma parte del proceso de crecimiento. Ese es realmente el juego al que deberías crecer. ;)

Comments are closed.