Diferenciar nuestros contenidos de los cientos de miles contra los que competimos en los buscadores, directorios o redes sociales es una tarea complicada, muy complicada. Sobre todo si nos centramos en criterios técnicos y olvidamos que tanto estos contenidos están (o deberían estar) dirigidos a personas, como creados por personas.

¿Por qué dotar a nuestros contenidos de un estilo propio?

Esta voz o este estilo que conseguimos al sacar a relucir la persona que está detrás de los contenidos creo que es la clave a la hora de buscar esa diferenciación y esa conexión con el usuario al que nos dirigimos. Este estilo que utilizamos a la hora de escribir (o de expresarnos delante de la cámara en el caso de un videoblog)  es nuestra carta de presentación ante nuestro lectores, para lo bueno y para lo malo así que habrá que tomarlo muy en cuenta.

Adaptar nuestro lenguaje, nuestra manera de escribir, nuestro léxico a lo que queremos trasmitir y cómo lo queremos transmitir será un buen punto de partida para repensar cuál queremos que sea el estilo de nuestro contenidos.

¿Por qué es tan importante tener un estilo propio?

Tanto si hablamos de la creación de contenidos para un blog personal sobre cualquier temática, como si lo hacemos en nombre de una empresa, encontrar un estilo propio de transmitir la información nos ayudará a llegar al usuario de una forma más cercana, más personal y en opinión más coherente.

No sé si estaréis de acuerdo contigo pero a mí me encanta entrar en un montón de blogs, tanto personales como de empresas y agencias de marketing que, además de contar con una información de excelente calidad, me “engancha” su forma de contármela.

No solo consiguen atraerme por la calidad de sus contenidos desde el punto de vista informativo sino también narrativo, esa es la importancia del estilo de los contenidos a los que me refiero.

¿Qué aporta un estilo marcado a esos contenidos?

Diferenciación

Como decimos, este estilo propio que conecta con el lector diferencia a esos contenidos de los cientos de post que circulan por la red sobre la misma temática. Un estilo acertado aporta a los contenidos un plus de diferenciación que les hace únicos y provoca que el lector no solo quiera información sobre el tema X, sino que quiera esa información de manos de un bloguero en concreto porque además de contar con su credibilidad, quiere que sea él quien se lo explique

Voz propia

Muy ligado con la coherencia que decíamos antes. y con la diferenciación. Si damos con ese estilo para nuestros contenidos vamos a aportar a nuestros contenidos nuestra propia voz. Independientemente de que estemos hablando de un blog personal, profesional, corporativo…

Una voz propia personalizará tus contenidos y será un punto importante a la hora de trabajar por esa diferenciación.

Marca personal

Este concepto nunca me ha gustado demasiado pero me viene genial para apoyar este tema del estilo personal.

Si nuestro objetivo es diferenciarnos, mostrar algo que realmente hacemos bien y hacer sentir al lector que hay alguien detrás de esos contenidos, buscar un estilo propio que dote de coherencia a nuestros contenidos será fundamental.

¿Qué elementos debemos tener en cuenta para crear este estilo?

En el caso de un blog personal que utilicemos para aumentar nuestra visibilidad online como usuario es posible que la mejor forma de encontrar nuestro estilo sea pensar de qué forma estamos más cómodos escribiendo.

En el caso de un blog corporativo o un blog profesional  que utilicemos para conectar con los usuarios de un modo más profesional o transmitiendo la voz de la empresa debemos tener en cuenta varios elementos que nos van a ayudar a conectar con ese público.

¿A quién nos dirigimos?

Si lo que buscamos es que los usuarios nos lean ¿cómo podemos pasar por alto a esos usuarios a la hora de crear los contenidos? Sería un gran error. Tener en cuenta al público objetivo a la hora de fijar el estilo comunicativo que quieras utilizar para diferenciarte.

“Estudiar” a quien nos dirigimos será el punto de partida de una estrategia de contenidos exitosa.

¿De qué vamos hablar?

Hay temas que por sus características y por el público al que interesan suelen tener un estilo determinado. Se me ocurre, por ejemplo, partiendo de la pregunta anterior, un blog de temas jurídicos dirigido a profesionales del derecho probablemente necesitará un estilo más sobrio que un blog, por ejemplo, de turismo joven, dirigido a un público que busca divertirse y compartir ideas de viajes.

Son dos ejemplos rápidos pero seguro que se te ocurren un montón más , ¿verdad?

¿Con qué objetivo?

Imagina que creas un blog o un canal multimedia para dar a conocer tus habilidades con el objetivo de buscar trabajo a través de internet, o de vender un curso online, o de divertir a tus seguidores… Las posibilidades son infinitas.

El objetivo que persigas con tu trabajo “te pedirá” un estilo comunicativo particular y tener claro este objetivo será el punto de partida perfecto para pensar en los elementos que quieres que configuren tu estilo.

Vamos a por esos elementos :)

9 elementos que configuran el estilo de los contenidos en un blog

Elementos que configuran el estilo de los contenidos de un blog

1. Titulares

Un buen titular adelanta la idea principal del texto y sobre sirve para incitar a su lectura. Creo que es el elemento más importante del texto, por lo que debe contener lo más importante, lo más  más atractivo, novedoso y lo es uno de los lugares en los que dejar este estilo personal.

Los datos, anunciar enumeraciones, iconos, llamadas que llamen la atención (casi) todo vale para captar la atención de los lectores y hacer que eligan nuestros contenidos entre los de todos nuestros competidores.

2. Tono

Probablemente no te comuniques igual en tu casa que en con tus amigos o en el trabajo, ¿verdad? Pues en este caso es parecido.

El tono es un elemento muy relevante a la hora de buscar esa conexión con la audiencia a la que nos dirigimos. Serio, humorístico, informativo… Elige el tono más adecuado dependiendo del público, el tema y el objetivo y tendrás un gran punto de partida para construir ese estilo personal que hará diferentes a tus contenidos.

3. Elementos visuales

En la creación de contenidos online, los bloques de texto “tipo ladrillo”, en los que no dejamos que el lector descanse entre párrafos ni captamos su atención con ningún elemento destacado no funcionan.

Intenta dar con un estilo que tome en cuenta las características del consumo de contenidos online y, aunque no seas un experto en la edición de infografías (yo tampoco lo soy) trata de encontrar un estilo personal que incorpore elementos visuales de una forma coherente y a la vez te permita construir textos “más amigables”

En mi caso, me di cuenta de que las fotografías que utilizaba antes como imagen destacada de mis publicaciones no funcionaba de la misma forma en redes sociales que las imágenes con colores llamativos y el título de los post que utilizo ahora así que desde ese día cambié y ahora os lo recomiendo.

Para todos los que no seáis grandes expertos en diseño os recomiendo este post de Claudio Inacio en Marketing and web “Mega Guía para crear infografías online super originales con Piktochart y Photoshop” y un ejemplo de blog con un estilo visual marcadísimo que me encanta es el blog de Inbound Emotion (recomendadísimo por los contenidos inbound además del estilo :) )

4. Formato

Tutoriales, videotutoriales, guías, checklist… Tenéis decenas de tipos de post geniales, que funcionan muy bien y que suelen atraer grandes cantidades de tráfico a nuestros blogs.

A la hora de buscar un estilo personal no se trata de elegir uno solo y repetirlo una y otra vez pero hacerse especialista en un formato en especial puede ser una buena idea.

Un ejemplo muy interesante de ésto puede ser los GooglePlusTips de RamGon, una serie de pequeños post especializados en Google Plus con un estilo muy personal que me parece que le han funcionado genial y es un buen ejemplo de estilo personal muy marcado.

5. Enfoque

Depediendo, una vez más, del objetivo y el púbico al que queramos llegar, tendremos que encontrar un enfoque “personal” que forme parte de nuestro estilo. Como hemos dicho antes, ésto no quiere decir que no podamos jugar con la flexibilidad y sorprender con un cambio pero pensar en el enfoque que queremos dar a nuestra estrategia de contenidos nos ayudará a dar coherencia a nuestro trabajo.

Actualmente la mayoría de los bloggers de marketing suelen centrarse en contenidos eminentemente prácticos (que a mi me encanta) pero si tengo que recomendaros uno con un estilo muy personal y con algunos post más teóricos para contrastar sería, sin duda “La cultura del Marketing”.

El blog de José Gomez Zorrilla combina de una forma genial los contenidos prácticos con otros post sobre temáticas muy interesantes relacionadas con el marketing super interesantes para todos los “marketeros” que busquéis contenidos de una gran calidad de mano de un auténtico experto. Recomendadísimo :)

6. Llamadas al el lector

El medio online permite establecer una relación con los usuarios que en los canales tradicionales sería casi imposible.

Las preguntas a los largo del texto para llamar la atención de los usuarios, las invitaciones a compartir o comentar, las sugerencias de otros contenidos interesantes con buenas ideas para lograr un estilo muy cercano, personal y que suele funcionar muy bien en los blogs.

7. Lenguaje

El lenguaje escrito en el caso de hablar de blogs “tradicionales”, hablado en el caso de videoblogs, lenguaje visual en el caso de infografías… Depediendo del canal y el mensaje y sobre todo del público, el lenguaje utilizado debe ser un elemento a tener en cuenta en esta búsqueda del estilo personal.

Esto me ha llamado mucho la atención siempre en Blogger 3.0. El blog de un auténtico crack del marketing digital y especialmente del SEO como Dean Romero, consigue explicar temas complicados de una forma que pueden entender casi todos los lectores pese a no tener conocimientos profundos de temas SEO.

Hace que sus textos sean de un interés brutal, tanto para los expertos del SEO como para todos los interesados en esta temática y eso solo puede hacerlo una persona que sabe muy bien lo que dice. Otro blog recomendadísimo :)

8. Relación con la actualidad

La edición de contenidos “evergreen” (atemporales) u otros más ligados a la actualidad con un valor más noticisos puede ser otro aspecto interesante a la hora de encontrar este estilo.

Si buscas atraer a un público más interesado en estar siempre a la última respecto a las noticias de un sector determinado, probablemente tendrás que tenerlo en cuenta al escribir (textos más rápidos, más “al grano”, mayor frecuencia de publicación…) que si te decantas por estos contenidos menos ligados “a la noticia” como suele ser el caso de la mayoría de los blogs que juegan con estos contenidos a temporales.

9. Especialización

La especialización de tus contenidos en torno a una temática determinada puede ser un aspecto muy interesante a la hora de buscar set estilo propio. Imaginad un blog de marketing digital con un claro enfoque en el sector turístico y hotelero, como el es blog de Mabel Cajal.

En mi opinión, Mabel hace de esta especialización un estilo propio súper interesante a la hora de tratar sus contenidos. Muchos de sus post se dirigen a un público más segmentado y especializado por lo que desde la elección de los temas hasta la forma de tratarlos tiene este “toque personal y especializado” que a mi me encanta.

Después de casi 200o palabras creo os he contado lo importante que me parece esto del estilo personal para el creador de contenidos.

Lo digo en muchos post pero éste dá aún más juego porque es un tema en el que caben todas las opiniones ¿que pensáis sobre la importancia de buscar un estilo personal para diferenciar nuestros contenidos? ¿habíais pensado alguna vez en esto? ¿tenéis un estilo propio que tratáis de seguir u pensáis que la mejor forma de tener un estilo personal es no buscarlo?

Espero vuestros comentarios y os dejo con una infografía que espero que os guste :) 

infografia contenidos con estilo

La entrada ¿Por qué dotar a nuestros contenidos de un estilo propio? aparece primero en El blog de David Soto.

Comments are closed.