Ajit PaiAjit Pai, Director de la Federal Communications Commission (FCC) norteamericana, ha obtenido el dudoso honor de ser la primera persona en su cargo protagonista de una petición de cese en la página web de la Casa Blanca. La petición supera ya en este momento las  95,000 firmas, y deberá recibir una respuesta oficial si alcanza las 100,000.

Las razones para la petición no son simplemente las intenciones de Pai de acabar con la neutralidad de la red por la vía más expeditiva posible – tan expeditiva y arrogante, de hecho, que previsiblemente le generará todo tipo de problemas ante los tribunales – sino además, el formar parte de una conspiración destinada a simular un amplio apoyo a las tesis revisionistas, un entramado en el que más de 1.3 millones de comentarios recibidos por la agencia gubernamental en su petición de opinión pública correspondieron a identidades robadas procedentes, según parece, de un antiguo listado electoral, en el que abundaban personas muertas y otras que no sabían ni lo que era la neutralidad de la red o que nunca habían visitado la página de la FCC. Investigaciones realizadas demuestran no solo que los citados comentarios en contra de la neutralidad de la red eran mayoritariamente falsos, sino que además, entre los auténticos, en torno al 99% eran de apoyo a la neutralidad de la red.

Según las investigaciones del Fiscal General, la FCC, bajo la dirección de Pai, no solo simuló un ataque de denegación de servicio supuestamente en respuesta a la petición, sino que, además, coordinó las acciones de grupos probablemente esponsorizados por compañías de telecomunicaciones para simular un amplio apoyo a sus tesis, se negó a eliminar los comentarios que eran obviamente fraudulentos, ignoró conscientemente muchos de los comentarios legítimos, e hizo caso omiso a las peticiones de información del público realizadas mediante la Freedom Of Information Act (FOIA).

Si todas las acusaciones son ciertas, todo este intento de eliminación de la protección de la neutralidad de la red sería, en realidad, una inmensa trama de corrupción política coordinando múltiples derivadas, y alimentado por las compañías de telecomunicaciones. Ajit Pai, el hombre de la eterna sonrisa, el nice guy con el que tomarse un café y que va a trabajar en monopatín, como contramaestre de una trama corrupta destinada a hurtar la neutralidad de la red de las manos de los norteamericanos. Simplemente, comprar a cuantos más políticos mejor para que tomen decisiones no en favor de sus representados, que lo que quieren es una red neutral que funcione como ya funcionaba, sino en favor de las cuentas de resultados de las empresas de telecomunicaciones que les pagan. Los representantes del pueblo, actuando contra el pueblo. Y aún así, es posible que, en el contexto de la que es posiblemente la administración norteamericana más corrupta de los últimos tiempos, las evidencias de corrupción no logren parar el proceso y terminemos en un escenario que no protege ni garantiza la neutralidad de la red. Esto no es un asunto norteamericano: afecta a todo el mundo. ¿Qué pasaría entonces? Fundamentalmente, que habría que buscar un Plan B.

Lo he dicho ya en numerosas ocasiones: si no estás preocupado por las noticias con respecto a la neutralidad de la red, es que no has leído aún lo suficiente. Es la mayor amenaza que vive la red que conocemos. Infórmate. Vale la pena.

 

Comments are closed.