El otro día fui a comprar al Mercadona. Una de las cosas que me saltó a la vista únicamente aparcar el coche es que habían sacado unos carritos que eran medio cestas remplazando estas últimas por completo. Son más o menos un hibrido entre las antiguas cestas y los carritos (que siguen ahí). Otra gran ventaja es que no requieren moneda para desengancharlas. En mi caso suelo llevar casi siempre monedas sueltas encima menos cuando las necesito. Así que me viene de perlas.

hacerlo fácilDerechos de foto de Adobe Stock

Es uno de muchos posibles ejemplos que van más allá de una pura necesidad. No creo que nadie le haya dicho a la gente de Mercadona que quieren una cesta-carro. Simplemente se pusieron a pensar qué es lo que podrían mejorar para hacerles la vida más fácil a sus clientes. Y este pequeño matiz puede que cuando no tenga monedas sueltas en el bolsillo me vaya a comprar al Mercadona y no al Lidl que está justo enfrente.

“Hazlo más fácil” se puede expresar de varias formas en una tienda online.

  • Poner varias veces el enlace de compra en una publicación porque leyendo rápido mucha gente no se entera.
  • Permitir el cálculo de gastos de envío antes de tener que acceder al carrito de compra y/o iniciar el checkout.
  • Hacer uso de letras grandes, grandes fotos, botones que tienen contraste con el fondo, etc.
  • Acortar el proceso de compra lo máximo posible para superar la pereza del usuario teniendo que rellenar únicamente pocos campos.

Puedes seguir de forma infinita con esta lista. Simplemente ponte a pensar. ¿Qué le haría la vida más sencilla a mi usuario/ cliente? ¿Cómo le puedo alegrar un poco el día?

Pues eso es todo. De momento por lo menos… ;)

Comments are closed.