Amazon es sin duda el gigante del comercio electrónico. Su tamaño intimida. Su política de cerrar cuentas sin previo aviso hace que los que estemos como vendedores entremos cada hora en nuestra cuenta para asegurarnos que sigue activa.

elegir Derechos de foto de Adobe Stock

No sorprende por lo tanto que muchos vendedores online descarten esta opción. No se quieren hacer “esclavos” (es la palabra que suelen utilizar todos) del gigante estadounidense. La cuestión es. ¿Al final qué es la mejor opción para cada uno?

Ventajas y desventajas que tiene vender en Amazon

Soy vendedor en Amazon hace años así que no puedo hablar del tema de forma 100% neutral. Me gusta pensar que en vez de ser una víctima le saco provecho a la plataforma que dispone ya de millones de compradores potenciales y da visibilidad a mis productos desde el momento cero. Hay que hacer las cosas con cabeza. Es su casa, así que hay que moverse con cuidado.

El dinero fácil no existe. Aunque al principio estés facturando bien con algunos productos puede que mañana llegue Amazon y se quede con ese listing y tú de un momento a otro te quedas fuera. Así que debes moverte de forma más inteligente entrando en nichos que son menos interesantes o factibles para un gigante como Amazon.

Los costes de venta en Amazon son importantes. Tras averiguar si un producto tiene potencial de venta, debes conocer bien los márgenes que te quedan cuando restas todo. Justo ayer cerraron mi cuenta en Reino Unido. El factor de inseguridad y no tener el control absoluto sobre tus ventas es un gran factor negativo de Amazon.

Ventajas y desventajas de vender en tu propia tienda

Por fin tu propio jefe podrías decir. Aquí no dependo de nadie. Los únicos que me podrían fastidiar la fiesta son los proveedores del hosting. Mejor que no provenga de Amazon… ;)

Estas primeras frases resumen ya las grandes ventajas de empezar a vender en tu propio e-commerce. En los inicios no tienes más porque todo cuesta un huevo. Una vez que ya tengas clientes y tráfico la cosa ya pinta de forma diferente pero llegar hasta ahí es complicado (y con esto me quedo corto). Mira este post para hacerte una idea de lo que hace falta para lograr una tienda online que venda.

No te quiero pintar la cosa de forma demasiado negativa pero tienes que ser consciente que si no le pones ganas a la cosa y una buena porción de obsesión no vas a llegar a ninguna parte.

Ya resumiendo te diría esto: ni una cosa ni otra al 100%. ¿Por qué no vender en ambos sitios? Es posible, no es complicado. Al principio todo cuesta, está claro pero si le pones ganas y le echas horas llegas. Como con todo en la vida. La cuestión es diversificar. No depender de un único canal sino tener varios cuando uno te falla. Sentido común, vaya…

Yo ya estoy teniendo un retraso importante con mi tienda. A ver si la lanzo ya en breve. Te iré contando. Como siempre.

Stay tuned.

 

 

Comments are closed.