Si aterrizas en este post sin haberte leído la primera y/o segunda parte te recomendaría empezar por ahí. En otro caso puede que estés más perdido de lo normal en este blog. ;)

calcular facturaciónDerechos de foto de Adobe Stock

Hoy voy a desarrollar un breve plan para estimar las ventas nada más lanzar un negocio. Además presentaré diferentes canales para que entiendas mejor como puedes influir en las cifras para bien y para mal. Esto al final es dibujar un mapa sobre terreno desconocido. En ocasiones llegas, otras veces tienes que afinar la ruta pero en a veces incluso te mueres en el desierto. No hay garantías de éxito.

Cómo y dónde generar ventas cuando partes desde cero

Hay que observar únicamente “start-ups” tipo Wish para fijarse cómo captar audiencia: invertir millones y millones en anuncios. Bueno, igual el pequeño detalle es que nosotros no disponemos de los mismos recursos. Tenemos que conformarnos con cientos o en el mejor de los casos miles de euros de presupuesto para invertir en publicidad. Veamos que opciones tenemos para lograr ventas.

Generación de tráfico a la tienda

Cuando partes desde cero con apenas presupuesto tienes que hacer una cosa para compensar. Invertir muuucho tiempo. Cuando digo mucho es básicamente todo el tiempo del que puedes utilizar mientras que no tienes que cuidar de tu familia o trabajando por cuenta ajena (si es tu caso). Esto son cosas que puedes hacer para captar tráfico para tu tienda.

Comentar en blogs de tu nicho

Sin hacer spam, claro. Aportando valor a la conversación. No todo el mundo saber hacerlo porque piensa que hablar de su libro es equivalente a lo dicho en la frase anterior. Repite conmigo. “Vender mi libro no es aportar valor”. Incluso si no hablas de tu tienda dejarás huella en forma de enlace en tu nombre. Si tu comentario es bueno, los demás lectores pincharán en el mismo para curiosear un poco sobre ti. Y voilà, ya estás generando tráfico hacia tu web de clientes potenciales.

Publicar en Facebook y/ Instagram

O en general en redes sociales digamos. Vender a través de Facebook o Instagram no es la tarea más sencilla del mundo si no dispones de un producto emocional. En mi caso me muevo dentro del mundo del coleccionismo por lo que cualquier publicación genera interacciones e incluso ventas. Lo más sencillo es hacer publicaciones con varias fotos, texto y enlace a la web. Aquí lo explico un poco más detallado.

 

Facebook Ads

Esto si lo haces más o menos bien son visitas garantizadas. Las ventas no claro, pero dado que estamos hablando de embudos esto sería un paso previo necesario. Sobre este tema he escrito fácilmente cientos de posts en este blog. Si quieres aprender más sobre esta plataforma tienes una buena base para empezar.

Foros relacionados

Los foros no son únicamente una mina de oro de conocimiento sino también un pozo de clientes potenciales. Participar no es una pérdida de tiempo aunque requiere bastantes horas cada mes hasta llegar a un punto donde se haya establecido una buena reputación. No hay que actuar como alguien que lo sabe todo. Y olvídate de actuar como un comercial de tus productos. No hará falta. Si aportas valor a la comunidad vendrán para comprarte en vez de tú tener que venderles.

Venta en marketplaces

Si eres lector habitual de este blog sabes que de esto también he hablado mucho en el pasado. En especial los marketplaces de Ebay, Amazon y Wallapop (si resides en España) son relevantes para muchas tiendas online para generar ventas. Al principio no hay que tener en mente únicamente la primera venta sino captar clientes que generan ingresos a lo largo del año de forma recurrente.

Estimar las posibles ventas con este cálculo

¿Te acuerdas de la primera parte? Pues ahí hablamos de una facturación de 1.000 euros. En este ejemplo detallo en un ejemplo ficticio lo que puede aportar cada canal.

Retomando los canales de arriba he estimado lo que un contenido diario (de lunes a viernes) en forma de comentarios en blogs y/o publicación en redes podría suponer. En Facebook Ads contamos con una inversión de 2-3 euros/ día que es también algo bastante factible. También he añadido la actividad en foros que requiere una participación más importante de 2-4 comentarios al día. Lo que no he tenido en cuenta es todo el trabajo del pasado se va acumulando y qué comentarios de hace 2 meses pueden generar el mismo tráfico hacia la tienda que uno más reciente. Todo suma.

Día 1 Día 2 Día 3 Día 4 Día 5 Día 6 Día 7
Comentar en blogs 2 2 2 2 2 2 2
Publicar en Facebook 4 4 4 4 4 4 4
Publicar en Instagram 5 5 5 5 5 5 5
Facebook Ads 15 15 15 15 16 16 16
Foro 1 7 7 7 7 7 7 7
Foro 2 3 3 3 3 3 3 3
Visitas a la web 36 36 37 37 37 38 38
Ratio de Conversión 0,25% 0,25% 0,25% 0,25% 0,25% 0,25% 0,25%
Ventas 0,09 0,09 0,09 0,09 0,09 0,09 0,10
Venta media 25 € 25 € 25 € 25 € 25 € 25 € 25 €
Facturación Web 2 € 2 € 2 € 2 € 2 € 2 € 2 €
Amazon 10 20 30 40 50 60 70
Ebay 10 20 30 40 50 60 70
Wallapop 10 20 30 40 50 60 70
Productos publicados 30 60 90 120 150 180 210
Ratio de conversión 0,1% 0,1% 0,1% 0,1% 0,1% 0,1% 0,1%
Venta media 25 26 27 28 29 30 31
Facturación Marketplaces 0,75 € 1,56 € 2,43 € 3,36 € 4,35 € 5,40 € 6,51 €
Total facturación 3,00 € 3,83 € 4,73 € 5,68 € 6,69 € 7,76 € 8,90 €

 

He adaptado el ratio de conversión a un 0,25% para la tienda online. A nivel de marketplaces he supuesto que cada 1.000 productos publicados genera una venta al día. Sumando estas cifras vemos lo que una actividad podría generar a lo largo de una semana y o un mes.

Está claro que no todos los días se generaría una venta. Si he puesto que en día se facturan 3 euros hay que interpretarlo más bien como una media. En suma la primera semana genera un poco más de 40 euros de facturación. Teniendo en cuenta el ticket medio de 25 euros podría verse reflejado en 1-2 ventas en este periodo. No sé si me he explicado bien.

En caso de dudas, pregunta. A ver si esta vez puedo sacar un hueco para responder a comentarios. No te prometo nada… ;)

PD: si quieres llegar a 1.000 euros aumenta esfuerzos y/o presupuesto. Es tan sencillo y tan complicado al mismo tiempo.

Si te has pasado ayer por este blog recordarás la primera parte. Si no es el caso te recomiendo echarle primero un vistazo a la primera parte de esta entrada. En otro caso será complicado enterarse de lo que voy a contar a continuación. Hoy me centraré en todos los posibles errores que he cometido ayer estimando que la facturación ya podría superar los 800 euros el primer mes (aunque sea perdiendo dinero).

mal encajeDerechos de foto de Adobe Stock

Cada canal tiene un ratio de conversión diferente

Hemos estimado el ratio de conversión en un 0,5% que de por sí ya es alto y además se lo hemos asignado a la venta con Facebook Ads sin dudarlo ni un solo segundo. Cada canal es diferente. En caso de Google Adwords y Facebook Ads tienes que tener muy claro para qué sirven. Si pinchas en el enlace que acabo de poner en la frase anterior tendrás los detalles. Resumido: Google Adwords genera más ventas a corto plazo pero requiere típicamente mayor inversión. Facebook Ads es más rentable a medio y largo plazo pero apenas tiene conversiones a muy corto plazo. O eso por lo menos es mi experiencia. En nuestro caso ficticio deberíamos contar más bien con un ratio de conversión del 0,1% y ni eso lo tenemos asegurado. En vez de tener unos 800 y pico de euros de facturación estimada ahora podemos esperar más bien en le mejor de los casos una quinta parte.

No poner todos los huevos en una cesta

Otro mal plan que hemos tenido es poner todo el presupuesto publicitario del proyecto en una sola cesta en el primer mes. Cada proyecto es diferente y en consecuencia no cada canal sirve o da el mejor rendimiento. Las primeras semanas tenemos que ir haciendo pruebas. Poco iremos coleccionando datos y con ello ya podremos tomar decisiones de inversiones publicitarias más acertadas y de menor riesgo.

En cambio hay otras cestas donde poner los huevos. Hablaré sobre estas en la próxima parte. Basado en lo que hemos aprendido en las primeras dos partes vamos a detallar un embudo para nuestra tienda de peluches que se podría aplicar tal cual para empezar.

Stay tuned.

Ayer tuve una conversación con otro emprendedor. Me habló de una tienda que con un record de facturación también había logrado un record en pérdidas. Cuando más vendía, más perdía. Al final tuvo que cerrar el negocio más de 100.000 euros de deudas acumuladas.

brillarDerechos de foto de Adobe Stock

El error cometido fue este. Querer competir en precio en vez de buscar otros factores que atraen a un perfil de comprador más fiel.

Presentación del producto

Lo de toda la vida. Presentación de producto. Hacerlo apetecible. Y más si es comida. Generar compras espontaneas porque te encanta lo que estás viendo. Evitar que la gente se vaya a otro sitio. Más bien generar el deseo de tener el producto ya en casa.

Tiempo y gastos de envío

En ocasiones es preferible tener el producto en cuestión de días en casa que ahorrarse dos o tres euros teniendo que esperar durante semanas para que llegue. Los gastos de envío sin coste también ayudan siempre que se haga teniendo en cuenta esto.

Variedad del catálogo

Otra cosa es la variedad de producto que puedes ofrecer en tu tienda. De esta forma te puedes permitir ser un poco más caro que los demás porque lo encuentran todo en un sitio. Si además lo combinas con gastos de envío sin coste alcanzando una cantidad x de dinero puede funcionar aún mejor.

Para mí los 3 factores mencionados son clave. Es donde voy a poner el enfoque a partir de ahora en la nueva tienda online. Ya le queda menos, te iré contando cuando esté lista.

Stay tuned.

Siempre piensas que se te está escapando algo. Últimamente veo muchos vídeos en Youtube para aprender de lo que están haciendo otros vendedores. Muchas veces no es tanto lo que hacen sino qué prioridades tienen entre las muchas tareas que tienen.

prioridades 2Derechos de foto de Adobe Stock

No creo que haya una fórmula exacta. Para nada de hecho. Esto es cómo nosotros nos organizamos.

Reponer inventario

He aprendido rápidamente que no puedes crecer si no mantienes lo que tienes. Para ello necesitas sobre todo que los productos que ya tienes se sigan vendiendo. Si no dispones de inventario o te quedas corto las ventas ya no entran. Es sentido común. En ocasiones lo que pasa es que te obsesionas tanto por añadir cosas nuevas que te olvidas que tienes que mantener lo que ya tienes.

Automatizar precios

Tener inventario para tus productos no significa que se vayan vendiendo para siempre. Puede haber cambios en la demanda o la entrada de nuevos vendedores que bajan los precios. Lo más eficiente es tener los precios automatizados. No es un sistema perfecto por lo que he podido comprobar porque Amazon tarda en ocasiones algo en volver a subir el precio otra vez a los niveles más elevados. Básicamente lo que haces es configurar un precio de venta mínimo y otro máximo. Baja cuando hay vendedores que bajan el precio y vuelve a subir cuando la competencia también los aumenta.

Aumentar catálogo

Una vez que tengas asegurada la base puedes pensar en crecer. Si te mueves con marcas existentes es relativamente sencillo ya que requieres encontrar productos que puedas ofrecer de forma competitiva en Amazon. Cuando más productos tengas, más vas a vender. No tiene mucho secreto la cosa. Pero claro, esto implica que tengas suficiente liquidez para invertir. Esto es lo que complica el asunto bastante al final.

Optimizar listings existentes

Todo se puede mejorar. Cuando manejas como nosotros ya cerca de 1.000 listings es complicado dedicarle más tiempo de forma individual a cada uno de ellos. Aquí es cuestión de elegir aquellos donde una pequeña optimización puede tener un gran impacto. Prefiero subir muchos listings poco optimizados al principio para luego dedicarle algo más de tiempo a aquellos que tengan mayor potencial. Nunca hay tiempo para todo, hay que elegir.

Otra tarea importante es organizar mejor procesos y planificar. Esto tiene impacto en todo. El día a día en ocasiones nos mata. Es crucial seguir haciendo todo lo importante cuando surgen muchas urgencias.

Amazon es sin duda el gigante del comercio electrónico. Su tamaño intimida. Su política de cerrar cuentas sin previo aviso hace que los que estemos como vendedores entremos cada hora en nuestra cuenta para asegurarnos que sigue activa.

elegir Derechos de foto de Adobe Stock

No sorprende por lo tanto que muchos vendedores online descarten esta opción. No se quieren hacer “esclavos” (es la palabra que suelen utilizar todos) del gigante estadounidense. La cuestión es. ¿Al final qué es la mejor opción para cada uno?

Ventajas y desventajas que tiene vender en Amazon

Soy vendedor en Amazon hace años así que no puedo hablar del tema de forma 100% neutral. Me gusta pensar que en vez de ser una víctima le saco provecho a la plataforma que dispone ya de millones de compradores potenciales y da visibilidad a mis productos desde el momento cero. Hay que hacer las cosas con cabeza. Es su casa, así que hay que moverse con cuidado.

El dinero fácil no existe. Aunque al principio estés facturando bien con algunos productos puede que mañana llegue Amazon y se quede con ese listing y tú de un momento a otro te quedas fuera. Así que debes moverte de forma más inteligente entrando en nichos que son menos interesantes o factibles para un gigante como Amazon.

Los costes de venta en Amazon son importantes. Tras averiguar si un producto tiene potencial de venta, debes conocer bien los márgenes que te quedan cuando restas todo. Justo ayer cerraron mi cuenta en Reino Unido. El factor de inseguridad y no tener el control absoluto sobre tus ventas es un gran factor negativo de Amazon.

Ventajas y desventajas de vender en tu propia tienda

Por fin tu propio jefe podrías decir. Aquí no dependo de nadie. Los únicos que me podrían fastidiar la fiesta son los proveedores del hosting. Mejor que no provenga de Amazon… ;)

Estas primeras frases resumen ya las grandes ventajas de empezar a vender en tu propio e-commerce. En los inicios no tienes más porque todo cuesta un huevo. Una vez que ya tengas clientes y tráfico la cosa ya pinta de forma diferente pero llegar hasta ahí es complicado (y con esto me quedo corto). Mira este post para hacerte una idea de lo que hace falta para lograr una tienda online que venda.

No te quiero pintar la cosa de forma demasiado negativa pero tienes que ser consciente que si no le pones ganas a la cosa y una buena porción de obsesión no vas a llegar a ninguna parte.

Ya resumiendo te diría esto: ni una cosa ni otra al 100%. ¿Por qué no vender en ambos sitios? Es posible, no es complicado. Al principio todo cuesta, está claro pero si le pones ganas y le echas horas llegas. Como con todo en la vida. La cuestión es diversificar. No depender de un único canal sino tener varios cuando uno te falla. Sentido común, vaya…

Yo ya estoy teniendo un retraso importante con mi tienda. A ver si la lanzo ya en breve. Te iré contando. Como siempre.

Stay tuned.