IMAGE: Anton Sokolov - 123RFUna regulación estatal convierte el estado norteamericano de Idaho, famoso por sus patatas pero no especialmente por su nivel de innovación, en el sitio donde resulta más difícil para un trabajador abandonar su compañía cuando recibe una oferta mejor. La ley invierte la carga de la prueba en las cláusulas de no-competencia, convirtiéndolas en un sinsentido en el que, supuestamente, es el propio empleado que deja la compañía el que tiene que demostrar que carece de “habilidades que puedan afectar adversamente los legítimos intereses empresariales del empleador”, algo muy difícil o prácticamente imposible de hacer si la compañía decide que no es así.

El cambio legislativo marca el extremo de un continuo que tiene en el lado contrario a California, un estado en el que las cláusulas de no-competencia no solo son ilegales, sino que además, ni siquiera reconoce su existencia ni permite su aplicación cuando el trabajador las firmó en otro lugar. Algunos estudios consideran que este factor es precisamente el que subyace detrás de la gran ventaja de Silicon Valley a la hora de atraer talento: la región se considera un imán capaz de atraer a personas brillantes de otros sitios, hasta el punto de que hay en ella más trabajadores tecnológicos procedentes de fuera de los Estados Unidos que nacidos en el país. Ante una oferta para trabajar en California, una persona siente que el riesgo de cambiar de vida y de trabajo compensa porque, incluso en caso de que su nuevo trabajo no respondiese a sus expectativas, podría simplemente cruzar la calle y buscar trabajo en otra compañía en la región al no existir contratos con cláusula de no-competencia.

En el caso de otros estados, el efecto también parece claro: en 1985, Michigan, tras un fuerte proceso de lobbying de varias compañías locales, cambió sus leyes referentes a la invalidez de las cláusulas de no-competencia. El resultado fue una creciente emigración de personas consideradas con talento para la invención (que hubiesen registrado al menos dos patentes entre 1975 y 2005) hacia otros estados en los que estas cláusulas seguían siendo ilegales, con el interesante detalle de que fueron precisamente las personas consideradas más brillantes las que tuvieron más facilidades para irse, al haber más compañías de fuera del estado dispuestas a compensar más generosamente sus gastos de relocalización.

En el caso del estado de Massachusetts aparece un factor adicional: las cláusulas de no-competencia son consideradas válidas, pero se ha discutido en varias ocasiones la posibilidad de que la compañía que elija hacerlas efectivas deba compensar a la persona a la que impide trabajar en un competidor con al menos la mitad del sueldo que percibía anteriormente. El llamado garden leave pretende encarecer ese tipo de cláusulas para tratar de impedir que las compañías hagan un uso abusivo de ellas, y ha estado sujeto a fuertes discusiones durante años porque las compañías tienden a oponerse a pagar a alguien a cambio de que no trabaje. En una encuesta reciente, se reveló que uno de cada cinco trabajadores norteamericanos estaban sujetos a algún tipo de cláusula de no-competencia, y que en muchos casos, estas cláusulas no se empleaban para restringir la movilidad de empleados realmente claves o decisivos en procesos de innovación o considerados estratégicos, sino a trabajadores de toda condición, incluyendo casos como, por ejemplo, peluqueros. Ese tipo de cláusulas, además, no solían ser negociadas ni ser objeto de atención en la firma de los contratos, y se convertían en una forma de retención que trataba de desincentivar la salida de trabajadores, y que terminaba por resultar en menores oportunidades de mejora profesional.

La conclusión parece clara: como ya escribí en alguna otra ocasión, al talento le gusta la libertad, tratar de retenerlo contractualmente no supone una ventaja a largo plazo, sino todo lo contrario. En muchas ocasiones, ese tipo de cláusulas de no competencia no son, en realidad, una forma de proteger a la compañía, sino una herramienta que le permite llevar a cabo una especie de “venganza” sobre un trabajador, tratando de restringir sus movimientos o condenándolo a costosos procesos judiciales para poder dejar la compañía o empezar a trabajar en otra. En último término, ese tipo de circunstancias pueden terminar por convertirse en un problema para todo un país o región a la hora de atraer talento.

 

Travis Kalanick renuncia a Uber, se mantiene en el consejo pese a la presión de inversores. de Denken Über

Finalmente se dio lo que esperábamos, los inversores pidieron la renuncia de Travis Kalanick como CEO de Uber luego de descubrir que Lyft casi duplicó su negocio en USA y otros como Cabify capitalizaban la destrucción de la imagen de Uber. Me sorprende que nadie esté mencionando del timing o preguntando ¿porque no sucedió antes?

Para ponerlo simple, los problemas de la cultura de Uber no son nuevos. Llevan años con esta cultura destructiva donde ya no sé que más mencionar: desde acoso sistemático, hasta herramientas para engañar autoridades, robar los planes de expansión de su competencia y prohibirle a sus empleados vender acciones ya vesteadas… pero los inversores se despertaron cuando sucedieron dos cosas:

  • Los inversores vieron que la competencia está duplicando su crecimiento por la mala reputación de la empresa y eso complica su necesidad de generar múltiplos de su inversion
  • Consiguieron una figura como Ariana Huffington que tiene reputación para ponerse al hombro esta situación y tratar de sacarse de encima el análisis de los medios

Pero mientras esto pasa, hoy la empresa no tiene líderes y está manejada por un comité que le reportaba directamente a Travis Kalanick y que son simplemente los que sobrevivieron a la ola de salidas con lo que operativamente hoy no tienen una máquina capaz de funcionar por mucho más tiempo así.

Que hoy saquen al CEO es interesante, muestra que pese a tener los “voting rights” necesarios para mantenerse no los ejercitó pero se pudo mantener en el consejo directivo y seguirá siendo una sombra poderosa dentro de la empresa.

Quizás pueda empezar una nueva era en Uber y los inversores respiren aliviados que su inversión en una empresa con una valuación de $ 70.000 millones les va a generar ganancias; pero por favor no imaginemos que esto va a limpiar la cultura del Bay Are donde en gran parte [pero NO toda] de la ciudad se aplaude lo que sea mientras las valuaciones crezcan y se contrata gente para decir “somos diversos y vamos a cambiar!”

Apple, Uber y la doble vara de Silicon Valley de Denken Über

No soy de los que hablan de la caída de Silicon Valley como modelo de ecosistema, ni soy de los que hablan de una falta intrínseca de valores porque eso es ridículo y un sinsentido; pero soy de los que creen que pese a ser el polo de generación de riqueza más grande de los últimos 100 años en Silicon Valley hay una doble vara donde se sancionan con rigor a jugadores pequeños para mostrar que hay “una serie de valores que respetar” pero se negocia entre jugadores grandes para “no quedar fuera del ecosistema”

La nota de arriba es interesante, es un párrafo de Uber’s C.E.O. Plays With Fire publicado en The New York Times donde se muestran algunas de las prácticas horrorosas de Uber [podria enumerar muchas pero acá están mejor explicadas] donde básicamente rompían reglas de Apple haciendo geofencing para evitar se descubiertos, en una forma similar a la que engañaban a las autoridades¿que hizo Apple? les dijo “no lo hagan más o vamos a sacarlos del App Store”

Terceras partes y el dilema de “se abusan de nuestra plataforma”

En la misma nota hay un párrafo maravilloso sobre como Uber analizaba a Lyft usando los mails de los usuarios con los recibos de sus viajes comprando estos datos a Unroll.me porque, la empresa que te ayuda a “Unsubscribe easily from whatever you don’t want” en realidad guarda detalles de todos tus emails y vende esos datos a terceros… unrollme usando tus datos

A lo que, ante la revelación de lo que está pasando con el uso de tus datos por parte de terceros, aparece el CEO y dice que “fue doloroso ver que algunos de nuestros usuarios se molestaron por aprender sobre cómo monetizar nuestro servicio gratuito”

¿En serio debo expandirme más en que la gente de Unroll.me solo tiene miedo de que la gente sepa hasta que nivel tienen control de tus datos y como almacenan TODOS TUS MAILS Y LOS VENDEN A TODO AQUEL QUE PUEDA PAGARLO pero mejor lean a Gruber en este tema

De los inversores no puedo decir nada que no diga este Tweet

Si leyeron el tweet de @dhh, que más allá de su odio al mercado de inversores en esta tiene razón, entenderán porque hay una doble vara para medir a startups… simplemente Uber saltó las políticas de Apple y le dijeron “che.. basta”, luego de haber sido encontrados con una cultura machista, que engaña a sus competidores y a gobiernos pero… los fondos siguen felices porque la valuación crece y el volumen de negocios tambien.

Imaginen si cualquier startup mediano hace esto ¿Apple les daría una segunda oportunidad? ¿los inversores estarían en silencio? ¿terceras partes venderían datos al límite de violación de privacidad? ¿seguirían apareciendo en conferencias a hablar de su crecimiento? solo preguntense eso y díganme honestamente que eso es lo que esperan ver de Silicon Valley.

Uber y su programa para engañar autoridades de Denken Über

Pocos startups en la historia deben ser tan “adorados” por su servicio y tan “detestados” por su cultura corporativa podrida hasta los huesos como Uber. Sinceramente no debe pasar una semana en la que Uber no aparezca en las noticias… pero leer que lograron desarrollar un programa para engañar autoridades llamado Greyball y lo defienden porque “hay autoridades que conspiran con nuestros competidores” es simplemente un nuevo piso que tocan.

Sólo esta semana, Travis Kalanick se peleó con un conductor que le explicó como la caída en los precios lo afectaba; el programa Greyball se hizo público, despidieron a su SVP de Ingeniería por una historia de acoso sexual y fueron demandados por Google por robar información confidencial. Repito: solo en una semana. [acá tenés otra nota con al menos 5 escándalos más, que van desde acoso sexual hasta estropear las rondas de sus competidores]

Es simplemente aburrido escribir de estos escándalos porque parecen no parar pero ¿van a desaparecer porque ya nos acostumbramos a su conducta y normalizamos el hecho de que van a violar leyes cuando puedan? No.
Recibí mi resumen anual de la tarjeta de crédito y gasté en Uber unos 930USD en el año… ¿estoy apoyando estas conductas al no llevarme “mi dinero a otro lado”? ¿en que competencia si simplemente no hay nadie con la capilaridad y la simplicidad que tienen ellos?

Es raro que uno como simple cliente se haga estas preguntas pero el ecosistema de Silicon Valley no parezca condenar la conducta de esta empresa ¿se preguntaron si el hecho de haber recibido $8.810.000.000 de 77 inversores les dió carta blanca? y si es así ¿es válido que Silicon Valley siga repitiendo su mantra de que van a salvar al mundo gracias a su innovación?

La edad es un factor en Silicon Valley, no importemos eso de Denken Über

La nota del Financial Times: Silicon Valley’s corporate culture is ageist es cierta. Hay un universo donde pasar cierta edad genera un techo de cristal y nadie habla del tema para no parecer un viejo que se queja :)

Pero todo lo que la nota tiene de cierta al hablar de esta “discriminación” lo tiene de completamente errado al echarle la culpa al cinismo, como si fuera exclusividad de los Gen X quienes en general son mas críticos pero menos volátiles.

A cierta edad uno maneja el pensamiento crítico de mejor manera; a cierta edad le preocupan cosas que a otra edad ni le pasan por la cabeza; a cierta edad uno tiene stamina natural que luego tiene que forzar; a cierta edad podés dedicarle más tiempo a una faceta de tu vida que a otra… y podría seguir con ejemplos.

Sin hablar de cinismo, pero en medio del corazón de silicon valley y con tres tipos a los que creo más de uno admiraría con razón me dijeron: “a los 40 tenés tu vida hecha o acá no tenés lugar” pero creo que la clave fué una frase simple: “con 45 aún siendo VC el esfuerzo lineal no sirve para competir” y no creo que todos tengan este drive.