Soy un gran fan de la constancia. A pesar de que ser disciplinado en teoría es algo que me cuesta menos a la media no lo consigo en mis negocios. Me aburro fácilmente y es el momento cuando me dejo distraer. Es por ello que a pesar de haber creado una decena de negocios en los últimos 13 años emprendiendo, no he podido hacer crecer ninguno de forma significante.

rutinasDerechos de foto de Adobe Stock

Para ello necesitas básicamente dos cosas. Constancia y paciencia. Me he prometido a mí mismo que las cosas han cambiado. Llevo ahora 18 meses con este nuevo proyecto y todavía tengo la sensación que acabo de empezar.

Rutinas que ya tengo

No soy “experto” en crear empresas que facturan millones de euros pero tengo una cosa muy clara. No es lo que haces un día sino lo que haces todos los días lo que marca la diferencia. Esto son las rutinas que ya estamos llevando a cabo los últimos 18 meses.

Responder a mensajes

Esto pueden ser mensajes en Facebook o aquellos que llegan a la web. A veces la gente te pregunta chorradas. En la mayoría de los casos sabes que esa respuesta no te va a generar una venta a corto plazo. Pero no se trata de eso. Se trata de la imagen que das. Es una forma de ser respetuoso. Si alguien te haría una pregunta en la calle, le darías una respuesta. La cosa no cambia cuando estás online. Para convertirte en una opción de compra tienes que empezar por ser educado. El resto ya llegará. Paciencia.

Publicar un producto en la tienda

La semana que viene habremos alcanzado la primera cifra mágica de 100 nuevos productos en la web. La próxima será llegar a los 1.000. Tanto curiosos como clientes existentes pueden entretenerse con tu web buscando todo lo nuevo que acabas de publicar. No siempre es un interés real, muchas veces es una forma de pasar el tiempo navegando. Tienes que crear expectativas. Alguien que entra en tu web cada 24 horas va a encontrar algo nuevo sí o sí. Es como he hecho crecer este blog en los inicios. Mis lectores sabían que yo soy “el tío que publica todos los días”. Seguramente no siempre te interesa todo lo que escribo pero te pasas por si acaso hay que algo que te aporte algo nuevo.

Publicar en Facebook

Tras buscar durante las primeras semanas el tipo de publicación que recibe el mayor nivel de interacción hemos seguido el mismo esquema a rajatabla. De lunes a viernes publicamos un producto en Facebook. Tenemos la suerte que somos comerciales y aportamos valor al mismo tiempo porque el producto siendo de coleccionismo es altamente emocional. Sin tener una rutina establecida hemos invertido entre 50-100 euros al mes en Facebook lo que nos ayudó hacer crecer la página a más de 12.000 fans. Teniendo en cuenta que el alcance orgánico se ha ido capando cada vez más seguimos teniendo resultados aceptables. De media unas 50 personas le dan a “Me Gusta” y unas 2-4 suelen compartir la publicación sin invertir en Faceook Ads. Con una inversión adicional en Facebook Ads de 5-10 euros estos datos se pueden multiplicar por 5-10.

Nuevas rutinas que voy a añadir

Hemos creado una buena base durante los últimos 18 meses pero no es suficiente. Si realmente nos queremos tomar el tema en serio de convertirnos en el líder de nuestro segmento a nivel europeo hay que currárselo un poco más.

Lanzar campañas con Facebook Ads

Para ello necesitamos que las campañas que hacemos en redes no sean algo esporádico sino que formen parte del día a día. Vamos a tener al principio 3 campañas en paralelo activas para empezar a montar un embudo de conversión nuevo. Nuestros resultados orgánicos no están mal pero totalmente insuficientes para la ambición que tenemos. Crecer sin publicidad es posible pero requiere todavía más paciencia. Estoy dispuesto de esperar cuando sea necesario pero en este caso existe la posibilidad de ir más rápido por lo que voy a ir por ello.

Publicar en Instagram

Algo nuevo para mí ya que no tengo cuenta personal. Mi filosofía personal es que me centro en lo absolutamente esencial. Soy minimalista en este sentido y evito posibles distracciones. Los últimos meses y el aprendizaje de terceros me han convencido. Para este negocio tiene sentido montar un canal en Instagram. Las publicaciones serán diarias de lunes a viernes. Todavía no tengo claro de qué tipo pero me iré inspirando de la competencia… ;)

Preparar acciones de marketing para la semana que viene

Estar muy centrado en el día a día también me ha hecho perder oportunidades de venta. El estar tan centrado en el corto plazo me ha hecho descuidar el medio y largo plazo. Me sigo dando cuenta que es el Día del Padre cuando quedan 2 a 3 días para su celebración. Todas las tiendas de e-commerce profesionales preparan estos eventos con semanas de antelación. A mí hasta ahora siempre me han pillado de sorpresa. Esto se ha acabado. A partir de ahora planificaremos estas oportunidades de venta con 12 meses de antelación. Se acabaron las tonterías, hay que hacer lo básico que consiste en planificar.

En un negocio de comprar y vender no es tan complicado ganar dinero. No lo es, de verdad. Pero claro, una cosa es pagarte una cena o un viaje y otra montar un negocio. Todo esto no lo estoy haciendo solo. Trabajo con un equipo interno e externo que tienen que cobrar cada mes. Para crecer necesitas estructura. Este año quiero triplicar en Navidades la facturación del año anterior. A ver si llegamos. Ya te iré contando…

Ahorran tiempo a la hora de tener que elegir la ropa. Según estudios científicos nada más podemos tomar una cantidad limitada de decisiones cada día. Por lo tanto la falta de elección les evita tener que gastar su saldo.

rutinasDerechos de foto de Adobe Stock

En los negocios las decisiones que tomas día tras día deciden sombre el rumbo del proyecto. Para bien y para mal. En ocasiones el proceso es evitable siempre que tengas rutinas implementadas.

Es simple porque es tiempo que te ahorras.

Al final está claro que no quieres ser un simple robot ni que tu equipo funcione de esa forma. No es la idea. Tiene que haber espacio para la creatividad. La capacidad de generar ideas no depende del grado de caos que seas capaz de generar sino más bien lo contrario. Cuando menos estresado y agobiado esté una persona, mayor capacidad de generar ideas tiene. No lo digo yo sino la ciencia. Por lo tanto.

Añade rutinas para reducir el número de decisiones que hay que tomar a diario. Genera un ambiente donde se trabaja con un nivel de estrés bajo. Recibirás ideas y avances en tu negocio a cambio. O eso es lo que estoy viendo yo en los míos… :)