Cuando hablamos de “nicho” en el mundo hispano se entiende sobre todo ganar dinero con páginas web y Adsense o afiliación. Yo con esta palabra me refiero a algo más amplio. Para mí es más bien tu hueco en el mercado. Puede ser algo mucho más amplio.

contextoDerechos de foto de Adobe Stock

Ya he comentado por aquí que me gusta formarme con vídeos de Youtube. Mi interés se centra en contenidos relacionados de negocio pero me gusta aprender en diferentes campos:

  • Educación de niños.
  • Autoayuda y motivación.
  • Fitness.
  • Finanzas personales.
  • Inversión en inmuebles.

A pesar de que saco muchas cosas de estos vídeos nunca me veo reflejado al 100%. La razón para ello es el contexto.

Si te hablan sobre educación de niños depende de muchos factores. Nunca puedes aplicarlo al 100%.

  • Cada niño es diferente.
  • La edad y la madurez.
  • El tamaño de la familia.
  • El carácter de los padres.
  • Etc.

Lo mismo se aplica al tema de inversión en inmuebles. Las personas que sigo son de Estados Unidos.

  • Temas fiscales son diferentes.
  • Tipos de intereses varían.
  • Bancos españoles dan otro tipo de financiación.
  • Los inmuebles populares no son los mismos.

Los dos ejemplos son obvios pero otros no lo son tanto.

Hay infinidad de bloggers que te hablan sobre cómo crear un blog de éxito y te intimidan (o frustran) con sus cifras de tráfico. Ellos en la mayoría de los casos han lanzado un blog personal donde venden su propia marca.

Tú igual quieres tenerlo como apoyo para tu tienda que te permita generar tráfico. En este caso todo, absolutamente todo cambia. Pocas cosas de las que te cuentan, serán relevantes para ti.

Ten muy claro que cada caso es diferente. Aprender está bien pero no se puede remplazar por la propia experiencia. Es una de las cosas que vamos a inculcar mucho a los alumnos del nuevo Master en Negocios Digitales de Quondos. Todavía estás a punto para apuntarte por cierto por el precio de un café con leche al día… ;)

Ten en cuenta esto para tu contexto:

  • El tamaño de tu mercado global, nacional o local.
  • El nivel de competencia.
  • La futura demanda que puede llegar a tener tu oferta.
  • Las barreras de entrada para nuevos competidores.
  • La legislación vigente de tu mercado.
  • Etc.

No porque alguien en México esté ganando millones significa que tú en tu pueblo o ciudad de España puedas conseguir lo mismo. Ojo con los detalles antes de meterte a saco con un nuevo negocio. Aunque no sea con dinero, al final tu tiempo también tiene un valor importante.

Te digo una cosa. Deja de leer todos esos posts de montar un negocio de éxito en 10 pasos. Puede que hace años haya escrito incluso cosas parecidas pero me estoy dando cuenta de una cosa cada vez más obvia. No sirven para nada.

montar negocioDerechos de foto de Adobe Stock

  1. Tener éxito puede ser algo tan frágil como la mariposa que en la otra punta del mundo inicia un huracán.
  2. Cada caso, contexto, sector, persona, etc. es diferente. Nunca encontrarás algo que se adapta a todo.
  3. Y esta es tal vez la más importante. El éxito no depende de pasos, depende de estatus mental.

Y cuando digo “estatus mental” no me refiero tanto a motivación porque está a pesar de todos los mitos creados es frágil y pasajera. Tienes que hacer las cosas a pesar de no estar motivado. Esto se llama disciplina.

Esta mañana entrando en la tienda y viendo nuestros avances he percibido que hemos dado un paso atrás. Me he venido un poco abajo porque el resultado del día anterior no ha quedado como me lo había imaginado.

Esto me recordó que montar un negocio no es unidireccional. A veces das pasos atrás. No porque sean necesarios, simplemente porque es así.

Ahora depende de ti si sigues retrasándote o das un paso al frente. Hay que cambiar el chip en estos momentos.

  • Tal vez el paso atrás es únicamente una falta de avance percibida. Te obsesionas con detalles que no aportan. Puede que esto únicamente sea un problema en tu cabeza.
  • Tienes que recordarte la meta más grande. ¿Qué tienes que hacer para llegar a ella? ¿Realmente te vas a dejar frenar por detalles?
  • Y esta me gusta personalmente. Si fuese fácil, lo estaría haciendo todo el mundo. Por lo tanto esto es algo bueno, porque no todo el mundo puede hacerlo. Tú en cambio ya lo estás haciendo.

Bueno, os dejo con este pequeño post motivacional que probablemente me ha servido más a mí que a vosotros. Empecemos el día con fuerza. O acabémoslo bien, según cuando leas este post, claro… ;)

Empezar es duro pero no es lo más complicado.

Seguir es mucho más difícil.

pasoDerechos de foto de Adobe Stock

Sobre todo porque no siempre las cosas salen.

A veces incluso das pasos hacia atrás cuando estás corriendo desesperadamente hacia adelante.

Muchas veces empiezas y ya tienes ganas de acabar.

Otras veces empiezas y no sabes cómo tirar la toalla.

Empezar es duro, pero acabar más.

Recuerda que un objetivo sin acción no es más que una ilusión. A veces también se puede vivir de eso… ;)

Me gusta tener las cosas un poco estudiadas pero cuando tengo la sensación de que algo merece la pena voy a por ello. No necesito tenerlo todo al 100% estudiado. No siempre es la mejor forma de proceder.

piscinaDerechos de foto de Adobe Stock

Tenerlo todo claro antes de lanzarse

¿Es bueno tener a disposición toda la información necesaria antes de lanzarse en un negocio? Por supuesto. Hay varios factores que no determinan pero que aumentan la probabilidad de éxito en un nuevo negocio.

  1. Haber realizado un estudio de mercado para averiguar el potencial de un producto.
  2. Haber creado una especie de prototipo sobre el que podemos recibir feedback.
  3. Haber definido y testeado todos los posibles escenarios a nivel operativo de la empresa.

Está claro que tener las cosas claras requiere dinero y tiempo. Cuando más información quiero tener antes de lanzar un negocio de verdad más recursos tengo que invertir.

Lanzarse y aprender sobre la marcha

Se podría decir que o bien eres vago de realizar la labor de fondo o simplemente un valiente. Me gusta pensar que soy un poco de los dos para no tener que admitir que me gusta esquivar un poco los trabajos no tan bonitos del emprendedor.

Si en un caso tienes el coste de investigación tienes aquí el de aprendizaje. De ambas formas llevas puedes llegar al éxito y en ninguna de ellas lo tienes garantizado.

Al final se debe también al carácter de cada uno. Siempre corres el riesgo de parálisis por análisis. Es lo que simplemente lanzándote no te va a ocurrir.

Yo si te puedo dar un consejo te diría una cosa. No hagas ni una cosa ni la otra.

En algún momento tienes que lanzarte pero no lo hagas enseguida.

  • Deja madurar la idea al menos 7 días. En muchos casos ya ha dejado de ser interesante.
  • Siempre déjate la posibilidad de equivocarte. No te lances a ciegas apostando por todo o nada.
  • Pide la opinión de terceros. No siempre (o incluso pocas veces) estarán de acuerdo contigo. Si lo superas, es que te motiva. Y eso es la clave.

La cuestión no es cuando das el paso sino el no pararte. Un negocio no se monta con un golpe fuerte encima de la mesa sino más bien dando en muchas puertas. Poco a poco lo consigues. No te rindas fácilmente.

 

 

 

La confianza lo es absolutamente todo a la hora de la venta. ¿Te acuerdas del concepto FUD? Pues va de eso también.

precisiónDerechos de foto de Adobe Stock

Si le dices a un cliente que le vas a entregar un producto en dos días no tardes 3.

Si dices que el envío va a costar 3 euros, no le cobres 3,50 €.

Si dices que un trabajador va a cobrar x euros que luego no reciba x-1 euros.

Estos pequeños detalles restan saldo de confianza. De forma aislada igual se pueden perdonar. Pero las personas son rencorosas. Basta con fallar en otra pequeña cosa y ya lo pierdes todo.

Sé preciso. Las pequeñas desviaciones o imprecisiones pueden tener un coste elevado.