En enero o febrero de este año surgió una idea para un nuevo proyecto. Sin haber realizado un estudio de mercado en condiciones me lancé sin más. A lo largo del año la apuesta se fue haciendo cada vez más grande en forma de inventario de producto acumulado. Lleve la tarjeta de crédito de empresa a niveles desconocidos hasta entonces. Sinceramente se me fue un poco de las manos.

cambio negocioDerechos de foto de Adobe Stock

Pasando de proyecto a negocio en 12 meses

Tuve suerte. Las cosas están saliendo. En estas fechas estamos facturando entre 600-1.000 euros al día gracias a la actividad que estamos teniendo en Amazon. Dentro de 2 semanas seremos break even con el proyecto. Es decir, habremos recuperado la inversión añadiendo todos los gastos de venta manteniendo al mismo tiempo todavía un stock de más de 25.000 euros en producto. Hemos pasado de proyecto a negocio incluso un pelín antes de tiempo (mi idea era ser rentable el día de Reyes).

Tampoco hay que ponerse demasiado eufórico. De momento el proyecto no ha generado liquidez para mantener estructura, pagar salarios o nuevas inversiones. Tengo también muy claro una cosa. Si no cambiamos de forma radical el negocio el proyecto muere antes de que podamos recoger los frutos que hemos sembrado.

El mercado evoluciona y tú también tienes que hacerlo

Hacer exactamente lo mismo el año que viene contiene un gran peligro. El mercado evoluciona y las reglas del mismo cambian sobre la marcha. Hay que adaptarse al juego, las mismas técnicas o jugadas ya no sirven. Hay que reinventarse.

  1. El nivel de competencia en Amazon en ese nicho aumentará, el margen de venta bajará en consecuencia.
  2. Hacer publicidad será menos rentable. Por las mismas razones del primer punto. Más competencia, más anunciantes.
  3. El coste de producto podría incrementar. La inversión tiene que ser mayor por lo que el margen podría bajar. En mi caso se trata de un producto de coleccionismo. Los márgenes se empeoran cuando compras más (escasez de la oferta).

Lo que haré diferente el año que viene

Este año me la he jugado. Sin darme cuenta al principio porque he seguido mis impulsos en vez de mantener la cabeza fría. Lo dicho, tuve suerte. En 2018 las cosas cambiarán.

  1. Crear un nuevo propio canal de venta. Amazon es una plataforma de venta inestable. Tuve casi 7 días la cuenta bloqueada. Voy a fortalecer la tienda para establecerla como principal canal de venta. Ya que nos ponemos lanzaremos la tienda a nivel internacional. ¿Para qué apostar por menos?
  2. Invertir en SEO. No es mi punto fuerte. Aquí me buscaré ayuda para captar tráfico orgánico. Dicen que es gratis, a ver si es verdad… ;)
  3. Invertir más en publicidad. No he superado los 300 euros al mes en publicidad. Sinceramente demasiado poco si quieres ver resultados. Necesita la liquidez para acumular inventario para las fechas Navideñas.
  4. Ampliar temática hacia nuevos productos. Me gusta pensar que tengo una leve idea de cómo funciona el mercado de coleccionismo. Ampliar hacia nuevas temáticas me permitirá crecer de forma “sencilla”. Evitaré los errores del 2017. A ver qué tal nos va.

Por lo tanto. Si no te has plantado hacer nada diferente el año que viene dale una pensada. Es peligroso no reinventarse. Hay que analizar bien los errores del pasado para aprender de ellos y salir fortalecidos. No te cuento nada nuevo. Lo importante es hacerlo. ¡Así que hazlo! ;)

La supervivencia de una empresa depende de su capacidad de innovar de forma continua.

Es muy sencillo. Si no avanzas mueres. Si no mejoras mueres. Si no aportas cosas nuevas mueres. Es cuestión de tiempo que tu competencia te adelante.

innovarDerechos de foto de Adobe Stock

Hay una diferencia importante en mejorar continuamente tu negocio y en aportar realmente innovaciones estratégicas que cambian las reglas del mercado.

Piensa en Sony cuando sacaron el Walkman. Y luego salió el iPod.

Piensa en el primer móvil de Nokia. Luego salió el iPhone.

Por algo será que Apple se ha convertido en el líder mundial de productos tecnológicos de gran consumo.

Tras innovar de forma estratégica con el Walkman Sony se conformó con pequeñas mejoras del producto. Llegó Apple con una innovación estratégica y rompió el mercado.

Nadie pensaba durante mucho tiempo que Nokia no iba a ser el líder del mercado móvil hasta que llegó el iPhone. Se conformarán con pequeñas mejoras sin arriesgar demasiado hasta que fue demasiado tarde.

Es una cuestión que me tengo que plantear en mis propios negocios. Hace 5 años Quondos llegó al mercado con una idea muy buena. Aportó algo nuevo al sector de la formación del marketing online.

Ahora toca innovar otra vez y arriesgar. En breve os iré contando cosas. Para enero vamos a presentar un nuevo producto. Todavía no tiene nombre. Estamos en ello… ;)