Buenos Aires, Argentina.- Una universidad argentina presenta una licenciatura en Artes de la Escritura y la convocatoria superó todas las previsiones. Se interesan desde egresados del secundario hasta jubilados de 70 años.

La gran duda es: ¿se puede enseñar a ser escritor? No hay una respuesta ahora en la Argentina, pero podría haberla en unos años, cuando egresen los que estudien la primera carrera de grado pública para convertirse en escritor profesional.

La Universidad Nacional de las Artes de Argentina (UNA) presenta una novedad en el país: la carrera “Artes de la Escritura”, cuya convocatoria superó todas las previsiones, con más de 1.700 personas interesadas.

“Desde egresados del secundario hasta jubilados se presentaron para formarse en el campo de la narrativa, la poesía, la dramaturgia, el guión para cine y TV y los formatos mediáticos”, publicó La Nación. “El plan de estudios contempla, además, un área de Técnicas de Escritura, centrado en la práctica del taller; de Semiótica y Análisis Textual; de Teoría, Estética e Historia, y de Industrias Culturales. La carrera dura cinco años”, agrega el medio.

Santiago Lach, poeta y editor que coordina talleres de escritura en Buenos Aires, dijo respecto del tema que “la institucionalización de la formación en escritura creativa, artística o literaria es una señal de que existe una demanda para ella. Ese crecimiento se relaciona con el hecho de que las tecnologías digitales produjeron una vuelta masiva a la escritura”. Para el especialista, la nueva carrera “viene a suplir una falencia que se le ha solido objetar a la carrera de Letras, orientada sólo a la crítica, la investigación y la enseñanza de literatura”.

vargas llosa y garcia marquez
¿Se puede aprender a escribir como estos dos grandes? Mario Vargas Llosa y Gabriel García Márquez.

No es fácil ingresar

Si bien los interesados fueron 1.700, la matrícula se redujo a 800 debido a las exigencias de un curso de nivelación, que incluyó un seminario de teoría y análisis textual y un taller de escritura. Está claro que no puede entrar cualquiera. “Otras habilidades que los aspirantes deben poseer son menos sutiles: conjugar verbos correctamente, no separar sujeto de predicado con coma ni abusar de los gerundios”, dice La Nación.

Según indica el plan de estudios, los alcances del título de “Licenciado en Artes de la Escritura” permiten desempeñarse en las siguientes actividades profesionales:

  • Escritor en diferentes producciones editoriales, audiovisuales, teatrales, etc. en el ámbito público y/o privado.
  • Responsable de colecciones y líneas editoriales en diferentes formatos y soportes para entidades públicas y/o privadas.
  • Responsable de políticas de difusión y distribución de textos narrativos, poéticos, dramatúrgicos y/o audiovisuales.
  • Consultor de proyectos vinculados a las artes de la escritura, en sus diferentes modalidades textuales, de formatos y soportes.
  • Corrector de estilo.
  • Investigador en proyectos específicos de las artes de la escritura e interdisciplinarios, en el campo de la educación superior, la industria cultural y la difusión educativa.
  • Extensionista en el nivel superior universitario y en actividades de difusión y divulgación en organismos públicos y/o privados.


The post Una carrera universitaria para ser escritor profesional appeared first on Revista Merca2.0.

Los que están en ello o ya lo han conseguido saben lo increíblemente complicado que es montar un proyectos desde cero y convertirlo en negocio. Hay una cosa todavía más difícil llegado a ese punto: hacerlo crecer.

crecer negocioDerechos de foto de Fotolia

La mayoría de los emprendedores se encuentran tarde o temprano con un punto donde tienen la sensación de invertir cada vez más tiempo en sus negocios sin ver necesariamente un aumento de forma proporcional en los ingresos.

A mí me gusta la imagen de querer dar un salto al próximo escalón pero que a pesar de alzarte lo máximo que puedes parece insuperable.

  • No delegar: un problema puede ser tu incapacidad de delegar. Para ganar más necesitas multiplicar el tiempo invertido. Por desgracia el día únicamente tiene 24 horas y ya estás al límite de lo que puedes sacar de ellas.
  • No otorgar responsabilidad: esto puede tener que ver mucho con la falta de confianza. No crees que otra persona puede ser capaz de hacer las cosas tan bien como tú mismo. Esto puede ser un circulo vicioso en el que al final acabas realizando todas las tareas tú mismo porque no confías en la capacidad de nadie.
  • No forma como se debe: no se puede dar por hecho que las personas sepan lo que sabes tú. Hay que tomarse el tiempo a formar como se debe. Transmitir conocimiento no es pérdida de control sino creación de oportunidades para hacer crecer el negocio. El corto plazo impide ver que este tiempo invertido vale oro. En ocasiones hay que arriesgar que alguien se vaya por haber aprendido de nosotros son cosas de la vida.

Tu problema probablemente es que no tengas a nadie que pueda hacer lo que haces tú. No piensas que ese alguien exista pero tampoco haces el esfuerzo de buscarlo (o crearlo).

Hay una cita genial de Henry Ford en este contexto.

“Solo hay algo más caro que formar a las personas y que se marchen: no formarlos y que se queden.”

Piénsalo una vez. Igual el problema no son los demás que no saben bastante sino más bien tú que no se preocupa por ellos lo suficiente.

Empieza a invertir y confiar para hacer crecer tu negocio. Un (pequeño o grande) imperio no se monta con la fuerza de una única persona.