Levanto la mano porque he sido el primero en cometer este error. Y mira que es básico y de sentido común. Lo malo es que la perspectiva externa siempre es sencilla. Cuando lo vives desde dentro la cosa cambia totalmente y más cuando estás bajo presión.

estimarDerechos de foto Adobe Stock

Cuando peor iba con Coguan (mi primera start-up), más optimista eran mis previsiones. Ventas que se encontraban en el embudo al 75% ya prácticamente se daban como cerradas.

Y esto es increíblemente peligroso sobre todo cuando vas justo de liquidez. Das por hecho que vas a poder llegar cuando en realidad ni has cerrado al 100% la venta.

Hay una regla muy básica para calcular el flujo de caja. Lo que no está, no está. Si no está en tu cuenta bancaria para ti simplemente no existe.

Uno de mis inversores decía algo parecido a esto.

“Planificación financiera es imaginación, contabilidad es realidad”.

Los costes los puedes planificar, los ingresos no. Si no está en tu cuenta no dispones de ello. Es tan sencillo y tan complicado al mismo tiempo.

Tenlo en cuenta la próxima vez que calcules la caja de fines de mes. ;)

Cuando pienso en proyectos nuevos siempre me imagino una piedra gigante delante de mí. El reto es hacerla rodar. Al principio cuesta muchísimo. Empujas, tiras, le gritas pero nada. No se mueve ni un pelo.

flujo de cajaFoto de Fotolia

Ya más adelante la cosa mejora un poco. Todavía te sigue costando pero poco a poco literalmente la cosa se va moviendo. Con cada día que pasa aumentas la velocidad. Llega un día donde con algo de impulso la piedra gigante mantiene su propia inercia y es capaz de seguir rodando sin que cueste tanto como al principio.

Estatus quo de mi proyecto de coleccionismo

Como ya te comenté recientemente el impacto de Prime en las ventas ha sido notable. Ya únicamente con Amazon vamos a superar las ventas del mes anterior. El objetivo es superar los 4.000 euros de facturación, lo que supondría un aumento del 20% con respecto al mes anterior. Hasta hace poco no había hecho las cuentas de todo lo que había invertido en este proyecto. Es un negocio que requiere una continúa inversión en stock. Es lo bueno y lo malo. La parte positiva es que crea cierta barrera para nuevos competidores. Esto no es montar una página y a ingresar dinero. Se requiere más.

La parte negativa es que cada mes se ha ido comiendo flujo de caja. Es decir la inversión ha superado los ingresos. Ha llegado el momento donde sin coger financiación externa esto se va de las manos. Es por ello que tengo que frenar un poco el ritmo ya no busco inversores ahora mismo.

Cómo seguir creciendo sin invertir más

La fórmula que aplico ahora es de lo más sencillo posible. Para evitar que entren nuevos competidores tengo que crecer a velocidad relámpago. El tamaño te da muchas ventajas. Nada más para mencionar algunas: contratar personal para sacar más rápido los pedidos, no tener que ir a Correos para enviar los pedidos internacionales, etc.

Ahora mismo la facturación ha alcanzado cierta masa crítica para seguir financiando el crecimiento. Cada mes a nivel de salida de caja hay que tener en cuenta lo siguiente:

  • Compra de nuevo stock.
  • Gastos de envío.
  • Material de embalaje.
  • Campañas de publicidad online.

Teniendo en cuenta que este mes vamos seguramente a superar los 4.000 euros ya hay más margen de maniobra. Este me simplemente lo que sale de caja no puede superar lo que entra. Hay que empezar a generar un flujo de caja positivo. Esto no significa todavía que haya beneficios pero es una forma sencilla de seguir creciendo durante un par de meses ya que podemos vivir en parte del stock acumulado en los últimos meses.

La apuesta está en el crecimiento. El beneficio de momento es un tema secundario. Evidentemente hay que sacarlo pero ahora mismo es cuestión de captar clientes que repitan compras. De momento parece que se está consiguiendo. Ya os iré contando.

Stay tuned.

Parece básico. Por lo menos a priori. Todo lo que te voy a contar a continuación es de sentido común. Cualquier persona “normal” lo entiende perfectamente.

huevos cestaDerechos de foto de Fotolia

Cuando te conviertes en emprendedor parece haber algún tipo de metamorfosis extraña. Dejas de ser una persona normal y te conviertes en un pedazo de carne emocional.

Ahora es muy posible que te encuentres en esta situación. Yo también he pasado por eso por lo que sé lo que es vivir esos altibajos.

Repasemos por lo tanto estas reglas básicas.

  • Invertir solo tiene sentido si ya estás generando un flujo de ingresos que te permiten hacer circular el capital y no quedarte sin liquidez. El dinero tiene como objetivo hacer crecer la cuota de mercado, contratar personal cualificado, comprar a menor coste, etc.
  • Hay que ahorrar siempre que estés generando menos ingresos que costes. En una situación donde no hay posibilidades de ampliar capital a corto plazo hay que cortar gastos para aumentar el tiempo de supervivencia.

En el mundo de las start-ups puedes en ocasiones verte obligado a acelerar el choque con la pared porque piensas que invirtiendo más dinero vas a lograr antes tus objetivos.

Sin máquina bien ajustada donde metes un euro y sacas dos no tiene sentido acelerar. Es más bien lo contrario. Conviene pisar el freno para llegar lo máximo posible con la gasolina disponible.

Lo dicho. Parece básico pero cuando estás dentro del juego no lo ves. La locura te impulsa pisar el acelerador cuando conviene hacer lo contrario. Tenlo en cuenta.

No te puedes ni imaginar la pereza que me daba cada mes de nuevo realizar el informe mensual para mis inversores en mi antigua start-up Coguan. Quondos es una empresa independiente. Los únicos socios desde hace 3 años somos Alex y yo.

finanzas startupDerechos de foto de Fotolia

No hay nadie al que tengamos que reportarle nada. Esto es bueno y malo. Bueno porque te libera tiempo para cosas más divertidas. Malo porque siempre corres el riesgo de descuidar un aspecto fundamental de las start-ups: las finanzas.

El hecho de tener la obligación de reportar hace que tengas los números bajo control en todo momento. En estos momentos estoy implementando este tipo de control en proyectos más destacados de Quondos. Esto son cifras básicas que me tiene que reportar el responsable de un e-commerce.

  • Métricas de tráfico: páginas vistas y usuarios únicos.
  • Catálogo: productos nuevos, productos eliminados y total de productos.
  • Ventas: productos vendidos, margen bruto, margen neto
  • Gastos: coste de promociones, personal, gastos de envío, etc.

A nivel de proyecto estos datos pueden ser suficientes. A nivel de empresa te faltaría un dato clave que sería el flujo de caja. Si te interesa conocer lo que yo metería en un Excel para hacer un plan de negocio básico para una tienda online, échale un vistazo a este post.

Tener mentalidad start-up con inversor te ayuda a ser más disciplinado. Tu vida depende de tener las finanzas bajo control. No es cuestión de tener la obligación. Te interesa saber cómo vas en cada momento para poder navegar tu barco.