Smart license plate (IMAGE: Reviver Auto)Uno de los objetos que menos evolución ha experimentado es, seguramente, la matrícula de los vehículos: el mismo trozo de metal, con simples cambios legislativos para añadir algunos detalles y símbolos, de numeración para reflejar el crecimiento del parque, y algunas mejoras en cuanto a materiales para mejorar su visibilidad, pero poco más.

Esto, sin embargo, podría cambiar en breve: Dubai anuncia el lanzamiento de una prueba de matriculación de vehículos con placas inteligentes, que comenzaría el próximo mes de mayo. Esencialmente, las nuevas matrículas son una pantalla de alto contraste sujeta al vehículo con una fijación con tornillos antirrobo, que permitiría sensorizar el vehículo para, por ejemplo, en el caso de un accidente, avisar de manera inmediata a los servicios de emergencia. Además, permitirían mostrar avisos en caso de robo del vehículo, información sobre el pago de servicios de aparcamiento para una monitorización más rápida y sencilla, exhibir las renovaciones de la revisión técnica de vehículos, del seguro o del pago del impuesto de circulación, comunicación entre vehículos para momentos de congestión o accidentes, personalización estética de las placas, etc.

Una tecnología similar fue anunciada en 2013 en California y comenzó a ser ensayada el pasado año en los Estados Unidos, con prestaciones que permitirían fundamentalmente la simplificación de trámites administrativos, pero con posibilidades de recibir otras funciones o incluso de plantearse como plataforma abierta a desarrolladores tras pasar el filtro del Department of Motor Vehicles (DMV). La idea, obviamente, es avanzar en la idea del vehículo conectado simplemente sustituyendo una de sus piezas hasta el momento más pasivas, convirtiendo la placa de matrícula en poco menos que una tablet con funciones extendidas. La iniciativa puede, por otro lado, suponer problemas desde la óptica de la privacidad, dado que un automóvil se convierte en un objeto conectado que puede transmitir en todo momento su localización o las circunstancias de conducción, con posibilidad incluso de dotarlo de conexión con otros elementos de información, datos o diagnósticos del vehículo a través del puerto OBD. La compañía que logró el contrato en los Estados unidos para la fabricación de esas matrículas inteligentes, o rPlate, Reviver Auto, describe así sus posibilidades:

La idea de que nuestro vehículo contacte de manera inmediata con un servicio de emergencia en caso de accidente o se comunique con otros para avisarnos de posibles circunstancias de la circulación puede parecer, en principio, interesante. Pero… ¿estamos preparados para vehículos que informan públicamente si no hemos pagado el impuesto de circulación, si no hemos pasado la ITV, o que se comunican con el supervisor de la zona de aparcamiento si se nos ha pasado el tiempo? ¿Cuánto tiempo antes de que sea el propio vehículo el que notifique, a partir de la velocidad a la que circula, las sanciones en las que ha incurrido? El vehículo conectado es una de las primeras incorporaciones tecnológicas obvias a la automoción y el transporte, pero sin duda, ese tipo de control no va a dejarnos indiferentes, dado que es susceptible de cambiar completamente la relación entre los usuarios y su vehículo, o con las autoridades encargadas de controlar la circulación, además de facilitar un nivel de control que muchos pueden encontrar incómodo.

Intentar introducir elementos que impidan infracciones puede resultar un propósito claramente recomendable. Sin embargo, ¿alcanzas a imaginar una matrícula que, instalada de manera obligatoria en tu vehículo, avisase públicamente si tu seguro, tu impuesto de circulación, tu ITV o tu hora límite del parking han expirado?

 

 

 

This post is also available in English in my Medium page, “Smart license plates?” 

 

Dubai¿Es la ciudad en la que vives hospitalaria para quienes la visitan? Hace un cierto tiempo, esta apreciación podía basarse, fundamentalmente, en el carácter de sus habitantes, en la facilidad para moverse, en el tipo de señalizaciones o incluso en el tiempo atmosférico. Hoy, mientras apuramos el final de la segunda década del siglo XXI, esa característica se basa fundamentalmente en una cuestión: conectividad.

Pongamos el caso de Dubai, una ciudad que ayer tuve la oportunidad de pasear y fotografiar: bajo la idea de convertirse en un escaparate de futuro con sus enormes avenidas, sus impresionantes rascacielos y su eficiente e inmaculado transporte público, la ciudad ha diseñado un escaparate aparentemente muy bonito… pero tremendamente incómodo y disfuncional, en el que el poder omnímodo de unas empresas de telecomunicaciones completamente ancladas en ideas del pasado destruye muchas de las proposiciones de valor que podría tener para el turista. Si viajas a Dubai y tienes una mínima preocupación por tu bolsillo o por los gastos ya no elevados, sino imprevisibles, olvídate de utilizar tu teléfono móvil, porque el país se mueve como lo hacía Europa no hace tanto, con tarifas de roaming completamente abusivas. Por otro lado, conseguir una tarjeta SIM local resulta bastante engorroso, nada comparable a la sencillez de hacerlo en otras ciudades, debido al interés del gobierno local porque todo esté completamente sujeto a total trazabilidad.

Si, intentando prever una factura telefónica desmesurada, pones tu teléfono en modo avión e intentas moverte mediante WiFi, te encontrarás otra cuestión: la combinación del poder de los operadores y el intento del gobierno por vigilarlo todo harán que tengas complicadísimo conectarte a ningún sitio. Todas las WiFis públicas ofrecen conexión únicamente a aquel que posee un número de teléfono local en el que obtener un PIN para activar la WiFi. Sin él, no puedes pasar de la página de saludo. Este sistema proporciona una conectividad de muy buena calidad… precisamente a quienes no la necesitan, porque ya tendrían la alternativa de su conexión telefónica, e impide que cualquier turista que necesite información pueda conectarse. En esos casos, lo mejor es meterse en el hall de un hotel, lo cual, en una ciudad en la que moverse caminando resulta tremendamente incómodo, es en muchas ocasiones un verdadero desafío.

Si sales de tu hotel y quieres ir a cualquier sitio, generalmente no tendrás problemas: te subes en el transporte que elijas en función de tu presupuesto y preferencias, y te vas. El problema, claro está, surge con las excepciones. Ayer, moverse en Dubai en automóvil era demencial: inicio del fin de semana, una Food Fair que generaba muchísimo interés, y todas las anchísimas avenidas de la ciudad completamente colapsadas. Si elegías el transporte público, no especialmente complejo en su estructura, podías moverte con agilidad… salvo que a la hora de ver qué estación necesitas, qué transbordo entre el metro y el tram o qué recorrido desde la estación hasta tu hotel o residencia, te encontrarás con que no puedes recurrir a ningún tipo de mapa, sistema de información o página explicativa. Tampoco puedes, en caso de necesidad, salir del sistema y hacer algo tan simple como subirte a un Uber o a un Careem, porque si no tienes conexión, estas aplicaciones, obviamente no funcionan. ¿Parar un taxi por la calle? Buena suerte con ello.

Dubai es, sencillamente, un entorno inhóspito para el turista, para un turista al que, realmente, no costaría nada proporcionar una conexión, aunque fuese limitada. El sistema existe, la ciudad ofrece conectividad en casi todas partes… simplemente, una mala decisión priva de la posibilidad de utilizarla a quienes, en la mayoría de los casos, más lo necesitan, y los relega a recordar cómo era su vida y cómo se movían por las ciudades antes de que llegasen los smartphones. No precisamente la impresión que se supone pretendes generar en quienes, supuestamente, venían a ver “la ciudad del futuro”. La ciudad del futuro, sencillamente, no funciona.

Si quieres preservar una experiencia de usuario buena, vívela desde el punto de vista de aquellos usuarios a los que realmente quieres seducir, no desde el tuyo. A todos los efectos, Dubai es una ciudad incómoda, cuando no habría ninguna razón real para que lo fuese. ¿Cómo es la experiencia del visitante en tu ciudad?

 

Burj Khalifa, de Dubái, que ostenta el record Guinness como el edificio más grande del mundo gracias a sus 829 metros de altura, ha servido como lienzo lumínico para que la marca británica de coches de lujo, sea la primera en anunciarse con un espectáculo impresionante de 3 minutos de duración, que difícilmente pase desapercibido.

Jaguar se ha decantando por este mundialmente conocido edificio para la presentación de su nuevo F-Pace y para ello, ha convertido al Burj Khalifa en una impresionante pantalla en la que el juego de luces buscaba evocar la emoción que produce la marca y en especial este nuevo modelo, en una acción desarrollada por la agencia MEC Global.

Según declaraciones del director para Medio Oriente y Norte de África de Jaguar, Bruce Robertson: ” Aunque Jaguar no es ajeno a ser los primeros en marcar hitos mundiales, se trata de una marca fabricada en relativamente pequeña escala, y en este punto, estoy extremadamente orgulloso de este equipo regional por lograr tan espectacular hazaña mundial, nunca antes conseguida por otra marca comercial internacional y que será celebrado aun durante años.”

The post Jaguar se convierte en la primera marca en anunciarse sobre el edificio más alto del mundo appeared first on Revista Merca2.0.

Internacional.- Será en Dubái. El parque estará bajo techo y tendrá de 140 mil metros cuadrados. Se espera que abra sus puertas el próximo 15 de agosto.

El grupo promotor de Emiratos Árabes Unidos Ilyas and Mustafa Galadari Group dio a conocer este domingo que si todo marcha como está programado, el nuevo parque de diversiones bajo techo con personajes de Marvel y Cartoon Network abrirá sus puertas el 15 de agosto.

Según se explicó, tendrá en total 140 mil metros cuadrados y estará en las afueras de Dubái, al lado del desierto.

marvel 6
Así se verá el parque cuando esté listo en agosto de 2016.

El parque temático, que se llamará IMG Worlds of Adventure, costará, siempre según el grupo inversor, nada menos que 1.000 millones de dólares e incluye una sección enfocada en los personajes de Marvel Comics y otra en los de Cartoon Network.

Además, habrá lugares especiales para dinosaurios (de fantasía, claro) y una montaña rusa que saldrá y volverá a ingresar el espacio cubierto del parque. Todo bajo el alcance de un potente equipo de aire acondicionado.

cartoon 1
Local de comida basado en Ben 10.

La idea de Dubái es consolidarse como destino turístico VIP, de cara la Expo Mundial 2020. Basta recordar que en otra parte de la ciudad se están construyendo parques de Legoland y Six Flags.

marvel 3


The post Habrá un parte temático basado en Marvel y Cartoon Network appeared first on Revista Merca2.0.

El hotel de lujo The Address en Dubai sufrió múltiples explosiones que dieron paso a un incendio que ha dejando alrededor de 14 heridos, esto tras tres horas de duración que tuvo dicho incidente. Hay que resaltar que éste no afectó las celebraciones de fin de año que se estaban llevando a cabo en el hotel.

The Address Hotel está ubicado en el centro de Dubai, en los Emiratos Arabes Unidos, donde una noche cuesta alrededor de 8 mil 500 pesos, lo cual lo convierte en uno de los más lujosos de la zona y por lo tanto uno de los más solicitados en época decembrina, pues de acuerdo con información recopilada por Statista, Dubai ocupa el noveno lugar –de una lista de 20– en cuanto a las ciudades más solicitadas por turistas internacionales, donde la cantidad promedio que gastan es de 11.68 mil millones de euros al año.

Hay que destacar que The Address cuenta con 63 pisos,  donde el incendio se registró en el piso número 20 alrededor de las 10 de la noche, momento en el cual se llevaban a cabo las celebraciones de fin de año. Hay que recordar que Dubai cuenta con una diferencia de diez horas en relación con México.

Asimismo, el hotel es uno de los más altos de la ciudad, por lo que el incendio pudo verse dese distintos puntos de Dubai, al contar con 828 metros de alto. A nivel mundial Address Hotel ocupa el trigésimo sexto edificio más alto.

 

Por su parte, el hotel, por medio de su cuenta oficial en Twitter, invita a que sus huéspedes y residentes a que se comuniquen a la línea de ayuda, después de que Dubai Media Office notificara que las celebraciones de The Address iban a continuar de acuerdo con el itinerario.

 

The post Esto cuesta una noche en The Address Dubai, hotel donde se registró el incendio appeared first on Revista Merca2.0.