Ninguna persona esta exenta de caer en la procrastinación ese malquerido hábito de posponer y posponer tareas importantes. Yo solía batallar muy bien con eso años atrás y evitarlo, pero he de reconocer que con las interminables distracciones hoy día que nos jalan fuertemente dentro y fuera de la vida digital, es complicado volver otra vez al equilibrio y la satisfacción que da realizar los proyectos en tiempo y forma (los personales y los de trabajo).

Como ya estamos acabando el año no hay que perder la costumbre de hacer la lista (aunque sea la misma de hace 3 o 5 años atrás pero más pulida -al menos-) de lo que deseamos lograr. Lo importante dicen, es la intensión. Yo creo que si quieres convertir algo en un hábito debes conectarte con lo que realmente te motive. Trabajar con los objetivos e intenciones con los que te sientas alineado. 

Si en realidad tu objetivo entonces es ser productivo en lo que haces porque lo amas, te motiva y quieres mejorar, trabaja con estas “hack tools”, estoy segura que te servirán de mucho.

1.- La regla del (10+2)*5: Método original de Merlin Mann parece un poco complicado pero en realidad es una fórmula muy simple que he venido aplicando los últimos meses y me ha dado excelente resultado, la cosa va así:

Trabajas 10 minutos en una tarea simple, sin distracciones de ningún tipo ¡NINGUNA! Una vez termines esa tarea tienes 2 minutos para distraerte en lo que quieras, eso sí SÓLO 2 MINUTOS. Luego regresas a los 10 minutos para otra simple tarea o terminar la anterior. Se aplica por 5 veces hasta completar la hora. ¿Complicado? Para nada, solo necesitas un timer y seguro en tu celular o tablet lo tienes.

2.-  Matriz o caja de Eisenhower: ¿Importante o urgente? ¿O simplemente interesante? Si te pones a decidir entre si es más interesante terminar una propuesta con tiempo record para sobresalir de los demás competidores o ver las actualizaciones del Facebook/Instagram y saber quién se va de viaje o cómo estuvieron las fiestas de la oficina esta semana, puedo adivinar tu respuesta. Esta matriz te permite hacer consciencia de lo que realmente es importante/urgente y manejarlo de la mejor manera. Lo “interesante” puedes guardarlo para revisarlo más tarde cuando lo demás ya esté listo y seguro muchas veces ni lo volverás a buscar.

3.- Agendar tareas y crear listas de objetivos: ¡Método simple!  yo lo estoy aplicando con una agenda escrita a la antigua: en papel; eso hace que exista mayor contacto con lo que escribo a nivel sensorial, incluso le agrego algunos dibujos (más bien garabatos).

La idea es ordenar todo lo que debes hacer en una lista general (en un cuaderno) y luego dividirla en pequeñas tareas y anotarlas en tu agenda diaria para cada hora. Tenerlas abiertas y hacer un seguimiento muy exacto a cada una. Establecer un tiempo específico para terminar una tarea crea cierta presión de tiempo y verás cómo alcanzar cada una se vuelve incluso una competencia sana y divertida. Si salen tareas que no estaban previstas, aplica la matriz del punto anterior.

4.- Hacer ejercicios y tomar tiempo para meditar: Decidir realizar esto es algo muy personal, pero lo menciono porque ha sido muy efectivo para mí. Es increíble cómo el meditar por algunos minutos antes de empezar el día te predispone de manera clara y positiva a lograr lo mejor y exprimirlo satisfactoriamente. Por otro lado, el ejercicio en la mañana liberando endorfinas para estar más activo durante el día o en la noche para liberar todo el estrés acumulado, es un truco sencillo y efectivo. Lo bueno es que hay tantos métodos de meditación y tantos tipos/rutinas de ejercicios que seguro encontrarás uno que te vaya de lo mejor.

¿Listo? El ser productivo es un hábito y como todo hábito necesita planificarse y ejecutarse al dedillo durante una cantidad de días, algunos dicen que con 21 es suficiente (y varios estudios lo confirman).

Espero que al final del año 2017 podamos desechar las listas viejas (porque ya las cumplimos) y nos encaminemos en las nuevas.

¡Felices Fiestas!

Conectemos en:

Twitter: @chris_suta

LinkedIn: Christine Suta

The post Herramientas para hackear la productividad appeared first on Revista Merca2.0.

En los últimos meses México se ha sido sede de grandes eventos deportivos, desde la NFL, pasando por la NBA y Fórmula 1 con llenos impresionantes y resultados comerciales que superan la expectativa. ¿Cuál es la razón por la que garantizamos ese éxito en este tipo de deportes?

La NFL éxito asegurado

En el Estadio Azteca hace unas semanas se jugó el famoso partido “Monday Night” de temporada regular de la NFL e, entre los Raiders de Oakland y los Texanos de Houston. Este fue el primer “Monday Night” jugado fuera de Estados Unidos en la historia de la NFL, y la última vez que la NFL estuvo en México fue en 2005 en el Estadio Azteca también, cuando los Cardenales de Arizona jugaron contra los 49es de San Francisco en el mismo ante 100 mil aficionados, imponiendo un nuevo record de asistencia en la NFL. En esta nueva edición se generó un lleno total con cerca de 85,000 espectadores, que es el cupo máximo que soporta el Azteca después de las remodelaciones que le hicieron este año. La venta de boletos fue un fenómeno, pues en solo minutos se agotaron por los sistemas de venta telefónico y online.

eventos-en-df-1

Formula 1, más social que deporte

También en noviembre se corrió en la Ciudad de México por 2º año consecutivo una fecha del serial Fórmula 1 en el Autódromo de los Hermanos Rodriguez. Se calcula que el Gran Premio de México convocó a poco más de 300,000 aficionados el fin de semana. Igual que en 2015 fue considerado como la mejor carrera de todo el serial mundial del año y uno de los de mayor asistencia.

Los ingresos generados en la F1, cercano a los 50 millones USD. Es un evento poco accesible pues los precios por entrada son muy altos, como ejemplo la zona VIP de Paddock con precios arriba de 5 mil dólares. Complicado creer que la gente pague tanto dinero por un evento que no es deporte nacional, pero si genera status!

NBA, gran experiencia

La liga de basquetbol de Estados Unidos, NBA, anunció la venta de boletos para los “NBA Global Games Ciudad de México 2017”, donde se presentarán partidos en la Arena Ciudad de México el 12 y 14 de enero los equipos Phoenix Suns vs Dallas Maverics y Phoenix Suns vs San Antonio Spurs, una doble cartelera con equipos que ya han sido campeones en su liga. Se venderán abonos para ambos partidos y los precios día de hoy están desde 1,200 pesos en la zona de balcón hasta 43,000 pesos los que están a nivel cancha. Estoy seguro que los 22,000 lugares de la arena se ocuparán a pesar de que son equipos que no forzosamente tienen tantos fanáticos en nuestro país, pero si hay un público ávido de vivir una experiencia de primer mundo.

Definitivamente México es un mercado atractivo para organizadores de eventos por el nivel de respuesta de la gente y la derrama económica alrededor de ellos. Algunas de las características del consumidor mexicano y de la forma como el mexicano trabaja, que creo que hace que estos eventos sean un éxito son que los niveles socioeconómico medios, están ávidos de demostrar que sus poder adquisitivo les permite ir a los eventos “sensación” en la ciudad y se hace el esfuerzo de pagar el precio que sea. Ni qué decir de la lluvia de fotos posteadas en Facebook para decirle al mundo que ahí estuvieron.

eventos-en-df-2

Estos eventos son un aval del status de la gente, y más, todos aquellos que son masivos y donde la gente va como espectador. Mas efecto de status se tendrá cuanto más se “caliente” el ambiente los meses previos y el evento sea el tema de conversación.

En cuanto a vivir la experiencia, hay otro grupo que constituye la gente apasionada del deporte, como podría ser la NFL o la NBA, que están dispuestos a pagar el precio a cambio de vivir la experiencia de sus sueños, o ser parte del ambiente. El mexicano, somos gente que nos gusta vivir y disfrutar, entonces vemos la manera pero pagamos. Recordemos que en eventos globales como el Mundial de Futbol o los Juegos Olímpicos, el mexicano siempre destaca por ser de los turistas que más se hacen presentes en número. Esta conducta creo que aplica en todos los niveles socioeconómicos, mientras que las 2 primeras que menciono son más de la clase media que es mas aspiracional

México, garantía de éxito para organizadores de eventos

La población en nuestro país se vuelca en apoyo a los participantes de eventos callejeros como el maratón por ejemplo y esto hace que los organizadores estén felices con el evento.

En operación es claro que le mexicano es trabajador y lo hace con mucha calidad cuando se tiene compromiso. Podemos competir contra cualquier país del mundo en operación y servicio cuando nos lo proponemos, y con una mano de obra más económica el país se vuelve muy atractivo para los organizadores.

En resumen, el consumidor mexicano ante un producto de calidad, es capaz de pagar el precio que sea por el. A pesar de que el nivel económico en México no es de lo mejor, la gente vemos de dónde pero encontramos la forma de pagar precios que en teoría están fuera de nuestro alcance.

En términos de mercadotecnia, en nuestro mercado el producto es el que manda, no el precio y existen grupos de consumidores que se distinguen por ser muy aspiracionales, lo que nos convierte en una tierra de ¡oportunidades para hacer negocios!

The post ¿Por que vienen la NFL, NBA, Formula 1 a México? appeared first on Revista Merca2.0.

Muchos profesionales de mercadotecnia de consumo masivo o B2C tienen la impulsiva idea de cambiar o actualizar constantemente los logotipos, frases de posicionamiento y empaques de sus productos. Esto con la idea o excusa de “refrescar” la imagen de su producto o marca, o más introspectivamente, dejar su “toque” personal en el producto, presumir o tratar de trascender en su paso como responsable de una marca o línea de servicios.

Desafortunadamente, dicha impulsividad se acompaña en muchas ocasiones de un parco nivel de análisis, investigación de mercados limitada o mal planteada o simplemente proviene de una toma de decisiones totalmente subjetiva.

Lo anterior puede resultar o no exitoso, dependiendo más de la fortuna y de la nobleza de los consumidores, pero en la mayoría de las ocasiones, se pierde de vista el impacto que dicho cambio provoca en nuestros cerebros.

Sin ser un experto en neurociencias y/o ciencias cognitivas, me interesa destacar una variable que todo mercadólogo debería conocer antes de aventurarse en este tipo de cambios. Me refiero a la Memoria Semántica, que trataré de explicar de la siguiente manera:

Nuestro cerebro en su generalidad está diseñado para que el ser humano sobreviva, es decir, tomamos la información necesaria para nuestra subsistencia por instinto. El primer día de clases en la escuela normalmente los niños eligen un asiento o pupitre en el aula, mismo que usarán por el resto del curso, sin ser obligatorio. Esto se debe a que nuestro cerebro encontró un sitio seguro y en la mayoría de las ocasiones repetimos patrones que nos dan dicha seguridad o confianza. Llevado esto al mundo de las marcas, cuando un consumidor se acostumbra a un código de colores, un tamaño de empaque y a los códigos o significantes que éstos guardan, es más fácil su ubicación en anaqueles y recordación de forma espontánea y ayudada.

De aquí me interesa mostrar un caso reciente, en el que no se tomó en cuenta dicha memoria semántica, lo cual provocó un impacto desfavorable:

La empresa Valle Redondo tenía en anaqueles de autoservicio su jugo “Natura” con claros códigos de colores y una impactante leyenda de “0% azúcar”. Dicho por responsables de por lo menos 3 tiendas de autoservicio en la CDMX, este producto representaba ventas muy interesantes, y por lo tanto constantes faltantes de producto en tiendas, debido a su rotación.

natura

Resulta que el pasado mes de Junio se anuncia el relanzamiento de este producto, con nuevo empaque, ajustes en precio, donde se destaca con orgullo el siguiente nuevo empaque:

naturasegunda

A simple vista y con las preguntas inadecuadas podemos asumir que este empaque nuevo resulta más atractivo, innovador y comunicativo de su origen natural. Sin embargo los empleados de las 3 tiendas evaluadas constataron que el relanzamiento no fue exitoso ya que el producto no se desplaza con la misma velocidad que antes.

Para nuestra mente Natura anterior y el nuevo Natura son productos distintos, uno vive y el otro no.

Resulta que ignorar la memoria semántica del consumidor provocó que la gente no perciba la existencia del producto por tener un cambio tan radical, mismo que seguramente se reflejó en una baja en ventas.

Lo anterior es más común de lo que pensamos, y en ocasiones por directriz corporativa es necesario hacer cambios abruptos a una imagen, como resultó la súbita migración de Bital hacia HSBC.

bital

En resumen, si queremos o tenemos que modificar la memoria semántica del consumidor es necesario considerar una caída de ventas en el corto plazo, y una importante y costosa inversión publicitaria para provocar paulatinamente un efecto de sustitución y crear una nueva memoria semántica.

Lo mejor es realizar paulatinamente dichos cambios, lo cual será más efectivo y rentable.

¡Gracias a Rodolfo Sierra @fitovsky por su aportación a esta nota!

The post ¿Qué es la memoria semántica y por qué provoca tantos fracasos? appeared first on Revista Merca2.0.

Por Alvaro Rattinger
email [email protected]
twitter @varu28

Los últimos meses nos han demostrado que no conocemos al consumidor con tanto detalle como pensamos. Desde las elecciones de Brexit hasta la victoria de Donald Trump son señales de que las cosas son todo menos lo que parecen. En la vorágine de noticias de política se ha perdido seguimiento de temas más enfocados a los consumidores, entre ellos destacaría la crisis de malas opiniones en torno a la nueva MacBook Pro de Apple pero también la falta de sensibilidad de Hawkers con respecto a un fenómeno social sumamente localizado. El consumidor pide a gritos que las marcas, gobiernos y medios innoven pero no significa que están dispuestos a pagar por ellas, no sólo en dinero, también en comodidades. Hace unos días el Greg Hayes CEO de Carrier — la empresa que decidió dejar la producción de sus aires acondicionados en EEUU tras la solicitud de Trump — mencionó que para mantener la promesa de producción local se vería obligado a robotizar la fábrica lo que inexorablemente causará que se pierdan los empleos que supuestamente se habrían de salvar. Un indicador de que las cosas en la superficie pueden obedecer a un deseo de dos dimensiones del consumidor de tener marcas, gobiernos e instituciones progresistas pero que no se comprende que tendrá consecuencias.

Apple sufrió un tema similar los consumidores demandan de manera constante que la empresa dirigida por Tim Cook sostenga un ritmo de innovación incongruente con los avances tecnológicos, la solicitud es que cada lanzamiento de la empresa sea sorprendente. La nueva MacBook Pro reemplaza un buen número de ideas preconcebidas de lo que debe ser una laptop profesional, sólo tiene un tipo de puerto de comunicación, está limitada a 16Gb de Ram para conservar batería y además tiene un peso menor a sus antecesoras. El consumidor, simplemente no estuvo de acuerdo, al revisar los comentarios en sitios de análisis el consenso es que deberían de haber eliminado algunos puertos, pero de manera gradual. En menos palabras, la innovación fue demasiado brusca.

De cara a los próximos 5 años las marcas tendrán que abandonar los momentos de innovación que sean excesivamente agresivos y tomar un camino de mejora gradual. Ciertamente esto aplica en mayor grado a empresas que tengan un nivel elevado de presencia en el mercado y que sus productos sean maduros. Los innovadores serán los que tengan todo que ganar y poco que perder. La época de innovaciones disruptoras de las marcas establecidas ha llegado a la recta final. Las firmas que tomen este camino se arriesgan a perder camino de manera acelerada. Otro ejemplo importante es Televisa, la empresa configuró su contenido para conectar con un mercado más joven y con gustos distintos a su clientela regular; los resultados no fueron los esperados.  Mis contactos dentro de la empresa me comentan que la televisora logró mejorar el consumo de medios en el segmento 25 a 35 años en zonas urbanas pero en el proceso perdió audiencia en otros segmentos de la población. Curiosamente el consumidor reclamaba a Televisa que tuviera mayor innovación pero por distintas razones —nos son objeto de esta columna— bastaron para que el televidente rechazara el esfuerzo, pero más importante, el anunciante que hace posible que un empresa de medios subsista no aceptó la innovación. No es la primera vez que Televisa sufre esta contradicción en el discurso de los consumidores, recuerden la barra de programación y series de hace algunos años, El Pantera o La Teniente.

Las estrategias que mejor funcionarán en esta nueva etapa de la sociedad mundial están ligadas a la innovación experimental y progresiva. En gran medida una iteración del marketing asimétrico que busca la experimentación constante con riesgo limitado y retorno exponencial por una en que el producto se construya frente al consumidor. Amazon ha seguido este camino, ciertamente lanzó una tienda sin check out en Seattle pero evitó que el esfuerzo a nivel nacional, dio un paso en el sentido correcto pero no asumió que sería buena idea hacer el roll out con todos los consumidores. Los periódicos son otro ejemplo, los que corrieron al espacio digital y abandonaron los principios de medios impresos que les dieron vida han encontrado problemas para llegar al consumidor. Ganaron muchos lectores pero también perdieron audiencia de calidad, el New York Times logró demostrar que el camino correcto es un híbrido. Después de la elecciones de la Unión Americana el medio logró subir las suscripciones digitales a tasas nunca antes vistas, el producto innovó pero de manera tan lenta que logró mantener su esencia. Increíble, hace algunos años se pensaba que el mundo editorial sería propiedad del formato BuzzFeed.

El consumidor quiere cambio, mejora, innovación. Lo que no quiere son problemas.

The post El consumidor podría no apreciar tus esfuerzos por innovar appeared first on Revista Merca2.0.

Proyectos van y vienen, sobre todo en las épocas de crisis, hay más de uno desesperado por conectar con nuevas cuentas, experimentar otros caminos. El destino de todas las agencias es crecer, quien no tenga la idea en la mira sufre el síndrome bonsai; no obstante, hacerlo con los clientes correctos es un reto.

Es un arte decir que No a un negocio inconveniente, en ocasiones sucede que llegan a nosotros cuentas que parecen atractivas pero que al analizarlas y conocer a sus tomadores de decisiones, te das cuenta que hay complicaciones que pueden traducirse en dolores de cabeza para la operación del proyecto.

Sin embargo, en ocasiones queda por resolver el qué decir, cómo responder a una invitación no deseada y salir airoso de esa relación, porque tampoco es negocio cosechar negativas. Les comparto algunas respuestas eficientes para manejar la situación.

Primero que nada, hay que decir gracias. Un mensaje de negativa debe iniciar con un agradecimiento por le interés mostrado, no olvidemos que cada cliente es valioso per se; cerrar la relación agradeciendo es un buen gesto de humildad.

No eres tú, es la estrategia.

En ocasiones nos buscan clientes que no encajan con tu visión a futuro, para estas salidas se debe aclarar el porqué no somos compatibles, en la mayoría de las ocasiones se trata de cuestiones estratégicas; es decir que no compartimos la misma visión del “cómo” hacer negocios. Así que es justificable argumentar la negativa como “una cuestión estratégica”. Es mi respuesta favorita por ser la más descriptiva.

Nuestro enfoque de negocio tiene otra especialidad.

No es una mentira piadosa, sobre todo cuando es cierto que quien te solicita colaboración no está en tu core business o tu negocio principal como agencia. En estos casos esta respuesta no es un pretexto sino una realidad. Solo hay que cuidar el tono para que no se perciba altanero.

En esta ocasión haremos equipo contigo…

Recomendándote a otro proveedor de mi confianza. Esta respuesta es perfecta y políticamente correcta. De entrada aclara que si habrá colaboración, aunque no sea en relación directa. Evita asperezas mientras aclara hacia donde va el beneficio.

Tener en mente el tipo de respuestas para cada caso, permite estar un paso adelante a la hora de negociar una salida airosa. Prepararse es la clave. Hasta el próximo martes.

The post Cómo decir que No a un cliente appeared first on Revista Merca2.0.