Signal to noise ratio

Twitter anuncia que está en sus planes comenzar la emisión continua de vídeo en vivo 24×7 con deportes, noticias y entretenimiento, en un intento de recuperar el protagonismo en un formato, el de la información en vídeo, en el que Amazon le robó una parte importante de su iniciativa cuando se hizo con los derechos de emisión online de algunos partidos de la NFL.

Las aspiraciones de Twitter tienden a intentar mantener su estatus como elemento central en la dieta informativa de sus usuarios. Mientras algunas voces hablan de la decadencia de Twitter al incrementarse la abundancia de cuentas triviales, de celebridades compartiendo tonterías o de la cantidad de hate speech, disminuyendo la calidad general de la red, otros seguimos afirmando que Twitter es, en realidad, lo que cada uno quiere que sea, lo que escoge en función de la composición de las cuentas que sigue. En una situación ideal, un usuario de Twitter con una cuenta bien configurada de acuerdo a sus intereses tiende a sentir que la mayor parte de la información le llega por esa vía, de manera anticipada y en un formato de consumo inmediato. Posteriormente, podrá seguir incrementando su exposición a esas noticias o temas a través de otros canales y suplementar la información con más análisis, pero la sensación habitual tiende a ser la de “me enteré a través de Twitter y posteriormente amplié la información por otros canales”. Cuando ves las noticias en la televisión, lo haces por ampliar y por obtener más nivel de detalle, pero todo lo que ves te resulta ya familiar.

La razón fundamental de esa característica de Twitter está en su diseño original, y es ni más ni menos que la relación señal/ruido: comprimir los mensajes a un formato de 140 caracteres (más enlaces, imágenes, vídeo, etc.) permite una monitorización rápida o skimming que posibilita un uso enormemente versátil. Mientras muchos usuarios optan por redes como LinkedIn para componer su dieta informativa debido a la orientación de esta última al entorno profesional y al añadido en 2013 de adquisiciones como Pulse destinadas a cubrir el FOMO, Fear Of Missing Out o “miedo a perderse algo”, mi preferencia a la hora de mantenerme rápida y eficientemente informado en muchos temas sigue siendo Twitter. Si bien mi dieta informativa suele comenzar mediante un lector de feeds, actualmente Feedly, con un buen número de fuentes, la actualidad más inmediata suele llegarme a través de la “segunda capa social”, conformada por algunas de las listas que monitorizo mediante Twitter. La razón no es otra que el formato: Twitter permite un uso rápido, adaptado a cualquier pausa durante el día, sea un desplazamiento, un tiempo muerto, una espera o un momento desaprovechado de cualquier tipo. Mi decisión, lógicamente, condiciona mi uso de Twitter: tiendo a reservar las cuentas de amigos para redes como Facebook, y estar pendiente de cuentas en Twitter que habitualmente comparten información relacionada con mis intereses profesionales: una mezcla de buenos content curators con creadores y generadores de información original.

Considero la relación señal/ruido una de las características más importantes de Twitter, y la que que, independientemente de los resultados económicos y de la viabilidad de la compañía, hace que si no existiese, tendríamos que plantearnos inventarla. Por más que otras redes han intentado copiar el planteamiento de Twitter en ese sentido, han terminado dando lugar a esquemas más “ruidosos”, con mayor capacidad de distracción, o menos eficientes, al menos en mi experiencia. Si Twitter añade vídeo en formato 24×7 e intenta convertirse en un canal de información en vídeo en tiempo real, deberá cuidar el hacerlo de una manera que resulte suficientemente prescindible para aquellos que buscan una preservación de la relación señal/ruido, o arriesgarse a ser vista como una red más dentro de un cúmulo indistinguible de canales de comunicación.

 

Souq.com logoLa noticia surgió el pasado día 23: algunas fuentes lanzaban la noticia de la adquisición de Souq.com, la página de comercio electrónico líder en los países árabes, por parte de Amazon, que a principio de este año había rechazado adquirirla. En esta ocasión, el precio, 650 millones de dólares por una compañía que algunos valoran en torno a los mil millones, parecía satisfacer a ambas partes, y la transacción se daba por prácticamente hecha.

Hoy, sin embargo, surge la sorpresa: Emaar Malls, la propietaria de algunos de los centros comerciales más grandes de Dubai, anuncia su interés por adquirir Souq.com y eleva la oferta a 800 millones de dólares. Souq.com, co-fundada y dirigida por Ronaldo Mouchawar, había encomendado la búsqueda de un comprador para una participación significativa en la compañía a Goldman Sachs el pasado año.

¿Qué refleja este súbito interés en hacerse con un competidor significativo en el comercio electrónico? Para Amazon, básicamente, un “más de lo mismo”: las operaciones de la compañía en la región han estado creciendo significativamente en los últimos tiempos, pero la adquisición de Souq.com, un competidor local exitoso, representarían un atajo para lograr el dominio de una manera mucho mas rápida, con todo lo que ello conlleva, en una zona en la que no faltan contendientes con capacidad de expansión, desde la india Flipkart hasta Noon.com, lanzada por el fondo soberano saudí y por Emaar Malls.

Para Emaar Malls, la adquisición supondría una entrada fuerte en el comercio electrónico que se uniría al lanzamiento de Noon.com, y que le permitiría pasar a ser un competidor relevante en un ámbito que podría complementar su posición en comercio tradicional, o incluso intentar la búsqueda de sinergias entre compra online y la red de tiendas físicas. El caso de Souq.com, que además de ser una plataforma de comercio electrónico, cuenta con iniciativas importantes en el ámbito de la logística y de los medios de pago, representa una oportunidad muy importante para una compañía que hasta ahora no contaba prácticamente con experiencia en ese ámbito.

Por otro lado, todo indica que Amazon trabaja cada día más en la combinación de su plataforma online con localizaciones físicas destinadas a una amplia variedad de temas, desde la exploración de los supermercados sin cajeros mediante Amazon Go, hasta patentes registradas para sistemas de logística futuristas que podrían tener muy buen encaje para su puesta en marcha en el entorno de los países árabes (donde los shopping malls representan ya una parte muy implantada de la vida social y cultural, y donde la posibilidad del uso de drones cuenta claramente con más adeptos y menos restricciones), además de conceptos para la fusión de tiendas físicas con puntos de recogida o la apertura de tiendas físicas para determinadas categorías de producto.

Todo indica que no estamos viviendo la lucha entre el comercio tradicional y el electrónico, sino más bien una evolución hacia una progresiva fusión de los mismos en un todo, en un conglomerado de opciones que incluyen caminos mixtos de diversos tipos. Cada vez más competidores exploran posibilidades como la adquisición en la red unida a la posibilidad de recogida o devolución en tiendas físicas, una tendencia que cada vez más se extiende a más categorías. Visto así, Souq.com podría representar ese paso para un retailer tradicional interesado en hacerse con una posición sólida en el entorno online, o una expansión de capacidad para un competidor online interesado en ir avanzando y explorando cada vez más el entorno físico. En cualquier caso, convergencia. Veremos cómo termina la jugada.

 

Souq.com logoLa noticia surgió el pasado día 23: algunas fuentes lanzaban la noticia de la adquisición de Souq.com, la página de comercio electrónico líder en los países árabes, por parte de Amazon, que a principio de este año había rechazado adquirirla. En esta ocasión, el precio, 650 millones de dólares por una compañía que algunos valoran en torno a los mil millones, parecía satisfacer a ambas partes, y la transacción se daba por prácticamente hecha.

Hoy, sin embargo, surge la sorpresa: Emaar Malls, la propietaria de algunos de los centros comerciales más grandes de Dubai, anuncia su interés por adquirir Souq.com y eleva la oferta a 800 millones de dólares. Souq.com, co-fundada y dirigida por Ronaldo Mouchawar, había encomendado la búsqueda de un comprador para una participación significativa en la compañía a Goldman Sachs el pasado año.

¿Qué refleja este súbito interés en hacerse con un competidor significativo en el comercio electrónico? Para Amazon, básicamente, un “más de lo mismo”: las operaciones de la compañía en la región han estado creciendo significativamente en los últimos tiempos, pero la adquisición de Souq.com, un competidor local exitoso, representarían un atajo para lograr el dominio de una manera mucho mas rápida, con todo lo que ello conlleva, en una zona en la que no faltan contendientes con capacidad de expansión, desde la india Flipkart hasta Noon.com, lanzada por el fondo soberano saudí y por Emaar Malls.

Para Emaar Malls, la adquisición supondría una entrada fuerte en el comercio electrónico que se uniría al lanzamiento de Noon.com, y que le permitiría pasar a ser un competidor relevante en un ámbito que podría complementar su posición en comercio tradicional, o incluso intentar la búsqueda de sinergias entre compra online y la red de tiendas físicas. El caso de Souq.com, que además de ser una plataforma de comercio electrónico, cuenta con iniciativas importantes en el ámbito de la logística y de los medios de pago, representa una oportunidad muy importante para una compañía que hasta ahora no contaba prácticamente con experiencia en ese ámbito.

Por otro lado, todo indica que Amazon trabaja cada día más en la combinación de su plataforma online con localizaciones físicas destinadas a una amplia variedad de temas, desde la exploración de los supermercados sin cajeros mediante Amazon Go, hasta patentes registradas para sistemas de logística futuristas que podrían tener muy buen encaje para su puesta en marcha en el entorno de los países árabes (donde los shopping malls representan ya una parte muy implantada de la vida social y cultural, y donde la posibilidad del uso de drones cuenta claramente con más adeptos y menos restricciones), además de conceptos para la fusión de tiendas físicas con puntos de recogida o la apertura de tiendas físicas para determinadas categorías de producto.

Todo indica que no estamos viviendo la lucha entre el comercio tradicional y el electrónico, sino más bien una evolución hacia una progresiva fusión de los mismos en un todo, en un conglomerado de opciones que incluyen caminos mixtos de diversos tipos. Cada vez más competidores exploran posibilidades como la adquisición en la red unida a la posibilidad de recogida o devolución en tiendas físicas, una tendencia que cada vez más se extiende a más categorías. Visto así, Souq.com podría representar ese paso para un retailer tradicional interesado en hacerse con una posición sólida en el entorno online, o una expansión de capacidad para un competidor online interesado en ir avanzando y explorando cada vez más el entorno físico. En cualquier caso, convergencia. Veremos cómo termina la jugada.

 

Kindle Paperwhite: la compra menos lógica en años de Denken Über

Soy de los que compraron el Kindle en la primer generación y adoramos el cambio a la segunda generación como maná en la tierra, de los que seguimos amando el papel pero insultando el peso al viajar, de los que pensamos que Kindle es el mejor lock-in en la historia y de los que pese a adorar la idea de un “spotify de libros” cree que Kindle Unlimited es mediocre cuando menos… esto significa que soy de los que usan Kindle desde siempre pero que termina comprando libros de papel.

Renové el Kindle Paperwhite, nada raro porque sus evoluciones son apenas cambios internos, hace unos días y estoy recreando algo de mi biblioteca con algunos “esenciales” que quiero tener siempre a mano… y creo que hice la compra menos lógica en años.

Kindle siempre es mas caro

No estoy encontrando libros en Kindle que sean más baratos que en papel, el costo de entrega física al pagar Amazon Prime es algo que ya no cambia la ecuación de compra, la ventana para tener un libro al momento de su lanzamiento es casi nula y encima pago el dispositivo que sirve, básicamente, sólo para eso… el Amazon Tax que siempre imaginamos iba a existir al crearse este 800 pound gorilla.

Sin embargo, estoy contento, me compre el Paperwhite – White y 3G con una funda bastante buena de Amazon aka: “Limited Edition Premium Leather Cover” que en total pesa menos de la mitad que Seveneves la nueva novela de Neal Stephenson que me acompañó en muchos aviones y que no paro de recomendar.

Creo, realmente, que esta es la compra menos lógica en años pero la experiencia logran mejorarla año a año… repito ¿querés un Kindle? va a ser cómodo y punto, en todo el resto de las comparaciones lógicas va a salir perdiendo ;)

ps: y no quiero imaginar mi biblioteca vacía con sólo un Kindle en el medio… horror :P

IMAGE: Illia Uriadnikov - 123RFMi columna en El Español de esta semana se titula “La revolución logística“, y está dedicada al que sin duda se está configurando como uno de los grandes pilares del futuro, pero posiblemente también uno de los que menos atención recibe.

Hace muy pocos años, el estándar cuando adquirías un artículo mediante comercio electrónico era tener que esperar dos días para recibirlo. Ahora, cada día más, el estándar empieza a ser de dos horas. Y lo que algunas compañías consiguen convertir en una evolución casi natural y con costes perfectamente bajo control, para otras supone un obstáculo completamente inaccesible, implanteable, y un verdadero problema a la hora de plantearse cómo seguir siendo competitivos. El nuevo estándar solo puede ser adoptado por quienes han invertido previamente mucho para hacerlo posible, o se convierte en un sobrecoste que muy pocos productos pueden soportar y que el cliente no está dispuesto a abonar.

El papel de Amazon en esta transición es absolutamente innegable: la compañía, que ayer sufrió una caída de un 4% en su valoración bursátil tras presentar unos beneficios muy superiores a lo esperado, pero una facturación por debajo de las expectativas de los analistas, se ha convertido en cabeza visible de un movimiento de replanteamiento de la logística en el que se aglutinan desde tecnologías ya tangibles como los robots, los drones o el autoservicio, hasta apuestas impresionantes como los almacenes voladores o los túneles. Las patentes que sonarían poco menos que a fantasía en otro contexto, reciben una valoración completamente diferente cuando quien las registra es la misma compañía que ha logrado que pueda encargar artículos que no me hacía ilusión ninguna salir a comprar simplemente apretando un botón, o que pida algo que necesito y me llegue a mi casa a más de veinte kilómetros del centro de Madrid en menos de dos horas.

Ahora, la compañía anuncia la construcción de un nuevo centro de logística aérea de más de 360 hectáreas al lado de un aeropuerto de Kentucky, con 1,490 millones de dólares de inversión que generarán 2,700 puestos de trabajo a tiempo completo y parcial. Por si alguien pensaba que en estos temas todo se trataba de anuncios, demostraciones a pequeña escala y humo calentito. Lo que Amazon está liderando es toda una revolución edificada, en gran medida, en torno a la logística

Mientras, otras compañías exploran y despliegan ya alternativas como los robots de transporte terrestre para la logística de proximidad, surgen nuevos competidores con planteamiento de plataforma, y la disponibilidad de logística rápida se configura como una de las características que identifican a las zonas buenas de las ciudades.

La logística está protagonizando una auténtica revolución, que convierte en obsoletos muchos de los planteamientos que nos hacíamos hace muy poco tiempo, y que va a alterar de manera dramática los mapas competitivos de muchas industrias. Si los esquemas fundamentales de la logística de tu negocio no han cambiado demasiado en los últimos años, plantéate que puede que haya algo que no estés haciendo bien.