Hoy me pillas flojo. Tengo uno de sus virus que te revuelven el estomago, dan dolor de cabeza y vienen con fiebre. No me ha tocado el premio gordo pero he acertado en dos de tres. He estado todo el día en la cama sin fuerza apenas para responder a mails por lo que escribo ahora el post.

pausarDerechos de foto de Fotolia

He cogido el medicamento más fuerte que he encontrado en casa para quitarme aunque sea únicamente de forma temporal los dolores de cabeza. Ha vuelto incluso el apetito y mientras que escribo estas líneas le doy mordiscos a mi pan integral tostado.

Llámame obsesionado pero la única preocupación que se me ha pasado hoy por la cabeza cuando me di cuenta que no iba a poder trabajar era “¿cómo y cuándo saco el post de hoy?”. Cuando estás más de 4 años publicando todos los días no vas a permitir que una pequeña gripe (o lo que sea lo que tengo), te rompa las estadísticas. Además no tengo nunca un post en recamara. No lo suelo necesitar. La última vez que me encontraba en un estado semejante fue hace más de 4 años. Creo que mi peque de casi 5 años es la primera vez que me ve “enfermo”. Por suerte tengo las defensas fuertes así la próxima vez ya habrá hecho la comunión.

La salud es una excusa legitima para no publicar un post, aparecer al trabajo, cancelar un viaje, etc. Nadie te va a poner pegas ni echártelo en cara. Aun así no iba a permitir que mi baja forma iba dejar este blog sin un contenido nuevo.

¿Pasa algo si no publicamos un día? Sinceramente no cambia absolutamente nada.

De forma visible por lo menos. Bajar tus exigencias una vez significa que juzgas en situaciones similares o incluso menos graves de la misma forma. No existe ya ninguna razón para no cambiar la regla porque es evidentemente que por una vez no pasa nada.

Lo malo es que entrando en este bucle de repente si ocurre algo. No llegamos hacia donde queríamos llegar. Nos cuesta mucho más avanzar porque la fuerza de voluntad que teníamos antes se ha hecho más débil. Hemos permitido que esto ocurriera porque “por una vez” no va a ocurrir ni cambiar absolutamente nada.

Está claro que llegado a este punto ya no estamos hablando de publicar un post o no. Mi obsesión por ciertas cosas me ha ayudado llegar hasta aquí. Mi situación personal me ha servido como buen ejemplo hoy.

No pueden existir excusas cuando persigues algún objetivo. Da igual lo complicado que puede llegar a ser. Siempre existe una forma para superar el obstáculo. No hace falta que te esfuerces tanto pero en tal caso no ves quejándote que la vida no te esté dando las oportunidades que “te mereces”.

PD: mañana retomo el tema “marketing”. Eso sí, espero que este virus no tarde 3 días como comentan en el grupo de Whatsapp de la guarde… ;)

Aquí estoy dejándome llevar por la ola llamada Beguerrilla sin saber muy bien donde me va a llevar. Este como cualquier otro negocio siempre está limitado en su crecimiento por su capacidad de poder absorber nuevos clientes. Es por ello que en el mundo de las start-ups la gente habla de modelos de negocio escalables. Poder crecer sin tener que invertir simultáneamente en recursos humanos y estructura.

candidato idealDerechos de foto de Fotolia

Una agencia de captación de captación de leads claramente no cae en esa categoría. Por lo tanto ya he iniciado las primeras colaboraciones. Si la cosa sigue con esta velocidad seguramente voy a necesitar más talento cualificado para ser capaz de dar un buen servicio a los clientes que contratan los servicios. En este contexto me ha surgido la duda. Si tuviera que describirlo.

La multi-disciplinaridad resume lo que necesita el candidato perfecto

Evidentemente mi contexto es especifico y no se puede extrapolar sin más a cualquier campo. Aun así me atrevo decir que las necesidades que tengo yo solapan en gran parte con las necesidades de start-ups o empresas que lanzan nuevos proyectos o líneas de negocio. A día de hoy no basta con especializarse en un solo campo.

Trabajar con los mejores de cada temática ya no es suficiente. Necesitamos perfiles multi-disciplinarios dentro del marketing online para conocer el impacto de una acción en otros departamentos (o ámbitos) evitando daños colaterales.

  • No sirven especialistas en una herramienta porque igual esa no se puede conectar con el sistema informático de la organización y requiere emplear una alternativa.
  • Ser el mejor posicionando una web en Google no sirve para nada si vendes un producto que nadie conoce y en consecuencia no existen búsquedas.
  • El mejor programador del mundo hace más mal que bien sino no tiene la flexibilidad mental para desarrollar un sistema imperfecto que se adapta a las necesidades del negocio y del marketing.

Necesitamos menos perfección y más comprensión del mapa global del marketing online.

¿Cómo sería mi candidato de marketing online perfecto?

Una razón para la multi-disciplinaridad necesaria del candidato perfecto es la falta de grandes departamentos de marketing online que se pueden permitir contratar 200 personas para tener especialistas en cada campo.

Por lo tanto el marketing online se encuentra de forma concentrada en start-ups o pequeños equipos de nuevos proyectos. La gran mayoría de estas organizaciones se centran casi exclusivamente en el producto sin desarrollar un entendimiento sobre el funcionamiento del marketing online. Aquí va mi lista de deseos.

Conocimientos indispensables

Tal como indicado previamente. Lo que para mí es indispensable no lo tiene que ser para otra persona. Pero bueno, ya que estoy creo sinergías y me ahorro tener que escribir la oferta de empleo otra vez… ;)

  • Facebook Ads: no te sorprenderá encontrar este punto aquí si eres lector habitual por este blog. No lo considero esencial únicamente por el hecho que el tema me guste sino existe una razón de mayor peso. Es el canal que permite con la menor inversión conseguir el mayor impacto cuando arrancas desde cero. En consecuencia es un conocimiento vital para start-ups o proyectos que lanzan nuevas líneas de negocio.
  • Creación de páginas de aterrizaje: la gran mayoría de negocios online requiere registro de usuarios o captación de clientes potenciales. Una campaña de Facebook Ads únicamente es efectiva si la página de aterrizaje respeta las reglas de la conversión. Para ello hay que dominar herramientas o plugins tipo Thrive Leads, Leadpages, Unbounce u otras.
  • E-mail marketing: pensando en el proceso de captación y activación de contactos es absolutamente esencial tener un control avanzando sobre herramientas tipo Mailchimp, Mailrelay, Acumbamail, Aweber, GetResponse u otras. Se trata de optimizar ratios de apertura y clics, ser bueno redactando y segmentando. Uno de los grandes temas este año seguramente también será el e-mail retargeting.
  • Copywriting y capacidad de redacción: muchas veces subestimamos el poder de las palabras. Una campaña de e-mail marketing requiere un texto currado si tiene como objetivo generar tráfico a una página o incluso ventas. Una campaña de Facebook Ads orientada a clics únicamente cumplirá con las expectativas si detrás hay un contenido extraordinario que merece la pena ser visto.
  • Inglés escrito y hablado: ¿Cuándo se darán cuenta que el inglés que aprenden nuestros niños en sistema escolar e incluso universitario no sirve para gran cosa? He tenido la suerte de tener a muchos estudiantes en prácticas. Con excepción de aquellos donde el madre o el padre les hablaban desde pequeños en inglés, no había ninguna que estaría a la altura de lo autodenominaban “nivel medio”. Necesito a alguien que pueda comunicar con un proveedor o cliente fuera de España. El nivel de inglés es increíblemente bajo.

Conocimientos opcionales

¿No pido poco, eh? Soy consciente que el candidato ideal únicamente existe en el “País de las 7 maravillas de Carlitos” pero por pedir que no quede. Aquí van algunos conocimientos adicionales opciones que podríamos clasificar como “nice-to-have”.

  • Posicionamiento web: evidentemente este campo coge mayor peso en proyectos más maduros con mercados donde existe una gran demanda por los productos ofertados. A la hora de crear contenidos se crean sinergias increíbles si no se tienen en cuenta únicamente factores virales sino también aquellos que ayudan a subir a lo más alto en Google. Los resultados no serán inmediatos pero es esencial tener una mente que aspira abrir varias nueces con un solo golpe para crear sinergias con cada acción.
  • Programación web básica: me “conformo” con saber tocar un WordPress a nivel de código tal como se puede aprender aquí. Cuando trabajas en marketing online tarde o temprano necesitas a alguien que sepa un poco más que instalar un blog o configurar una nueva plantilla (cosa que tampoco es tan sencilla). En la mayoría de los casos subcontratas o dispones de los recursos financieros para contratar a alguien en plantilla.
  • Otros idiomas (alemán, francés, italiano): no pongo chino porque tampoco quiero flipar (que ya lo estoy haciendo con todo lo que encuentras en esta lista). Los chinos en general hablan inglés por lo que con esa parte cubierta ya podrás negociar con proveedores o clientes del gigante asiático. El mercado español tarde o temprano se queda corto por lo que interesa tener a gente que domine idiomas.

En mis entrevistas de trabajo no tengo la ilusión de encontrar todo esto en una sola persona. Aunque lo tuviera, no tendría una garantía de contratación.

Quiero ver el brillo en los ojos. Quiero ver el hambre por aprender cosas nuevas. No quiero responder la primera pregunta resolviendo dudas sobre horarios de trabajo o vacaciones.

Si tienes la mente abierta, podrás descubrir un mundo. Si esto del online te gusta, te sentirás como un niño pequeño al que le pagan por jugar con sus juguetes todos los días.. ;)

¿Listo para convertirte en el candidato perfecto del marketing online?

 

En el marketing online no existen verdades, únicamente opiniones y experiencias. Soy de aquellos que piensa que es bueno de vez en cuando ir en contra de la corriente y no hacer tanto caso a lo que te recomiendan los “expertos”.

Esta filosofía se ha confirmado recientemente. Hemos logrado unos resultados impactantes en una campaña de Facebook Ads de forma totalmente inesperada porque se ha hecho todo lo contrario de lo que todo el mundo te recomendaría.

sdsddfdf

El mejor resultado en 2 años con Facebook Ads

A pesar de haber hecho justo lo contrario de lo recomendado se han logrado estos resultados (impresionantes):

  • Coste por Engagement 0,0002€
  • 1.633 clics en el anuncio
  • 11,51% Click Through Rate (CTR)

Para serte sincero son los mejores resultados que he obtenido en 2 años. Lo “curioso” es que no la he montado yo sino alguien del equipo. Estas métricas extraordinarias se han producido gracias a un error ya que la única segmentación que se ha elegido es “mujer”. En la vida se me hubiera ocurrido ni hacer una prueba porque hubiera descartado por completo que esto podría generar este tipo de resultado.

dfdf

La segmentación de la campaña fue totalmente amplía llegando a todas las mujeres en España

Este evento me recuerda que el conocimiento puede ser un lastre. Impide probar cosas nuevas porque damos por hecho que no va darán los resultados esperados. A priori no hay que descartar nada. Me recordaré siempre este campaña a la hora de decir “no” a una idea que según mi criterio no puede funcionar “en la vida”.

Si tu labor consiste en aumentar el número de contactos potenciales a través de campañas de publicidad online y páginas de aterrizaje seguramente ya lo sabrás. Cuanto más campos pongas, más bajo será el ratio de conversión de tu landing.

captar leadsDerechos de foto de Fotolia

¿Calidad o cantidad a la hora de conseguir contactos?

Los que están a favor de pedir más datos siempre argumentan que es preferible la calidad que una gran cantidad de leads. Esta razón siempre mata un poco el resto de la conversación, ya que no hay mucho que puedas decir en contra.

Al final todo es relativo hasta que no haya hecho los números. Para ello tengo que ser capaz de calcular el CPL y CPA de mis campañas. Siempre que los números cuadren puede tener sentido captar muchos contactos a bajo coste aunque el ratio de conversión sea muy bajo. Abriendo una hoja de cálculo y hacer los números es suficiente para poner fin a este debate.

Hay otros aspectos relevantes. Las preguntas que muchos no se hacen son las siguientes.

  1. ¿Cuántos datos necesito de un cliente potencial?
  2. ¿Cuántos datos puedo obtener sin tener que preguntarle?

Reducir campos a través de la segmentación de la campaña de publicidad

Hay un aspecto básico que muchos no tienen en cuenta. Sobre todo cuando lanzas campañas de publicidad online dispones de datos que no tienes que volver a pedir.

Para averiguar el sexo de una persona puedes hacer campañas separadas. Una dirigida a hombres y otra a mujeres. En Facebook Ads y Twitter Ads es una configuración básica.

Lo mismo se aplica a país, ciudad, estudios universitarios, etc. Al final hay que averiguar si el esfuerzo de separar las campañas para aumentar el ratio de conversión realmente merecen la pena. Nuestro tiempo vale dinero y hay que tratarlo de tal manera. Esta métrica pocos la tienen en cuenta en sus cálculos aunque deberían.

¿Todavía no conoces los Lead Ads de Facebook? Ofrecen una forma fantástica de captar leads a un precio increíblemente bajo. El formulario de captación está directamente integrado en el anuncio por lo que el usuario no tiene que pasar por una landing para darse de alta.

ROI campañaDerechos de foto de Fotolia

Hace poco lancé una campaña para un e-commerce de Quondos y logramos 153 contactos por 0,12€. Evidentemente este dato no es la regla pero si das en el clavo con los intereses a través de una segmentación detallada los resultados pueden ser extraordinarios.

Desventajas de las campañas de Lead Ads

Lo a primera vista puede parecer fantástico no siempre tiene que generar el ROI deseado:

  1. El usuario nunca accede a nuestra web por lo que puede fácilmente olvidarse que se haya dado de alta e incluso marcar los mails que le enviamos como spam.
  2. Las campañas no miden la conversión porque es un proceso que se sale de la medición de Facebook ya que se realiza en un segundo paso.

Por lo tanto sigo sin tener claro si los Lead Ads que a priori parecen algo genial realmente son rentables. Lo que nos interesa al final (en algún momento por lo menos) es la venta y no únicamente inflar nuestras listas de correos con gente no interesada en nuestra oferta.

La cuestión es. ¿Cómo calculo el ROI?

Vamos a suponer que no tienes ningún sistema sofisticado de CRM que integra de forma automatizada los contactos que entran a través de los Lead Ads. Probablemente eres un emprendedor o una start-up que se lo tiene que apañar de forma más básica.

Calculando el ROI de forma manual

Calcular el ROI no es demasiado complicado. Sumas lo que has ingresado y le restas lo que te has gastado. Al final coges el beneficio y lo divides por la inversión para sacar el porcentaje. Si has invertido 100 euros y has sacado 10 euros de beneficio tu ROI es del 10%.

Sirve sobre todo para compararlo con inversiones alternativas como p.ej. invertir en acciones o simplemente dejar el dinero en el banco y que te intereses.

Bueno, vayamos al grano.

  1. La inversión realizada es el total de presupuesto que te has gastado en la campaña de los Facebook Lead Ads.
  2. El beneficio lo calculas contando las ventas de los contactos generados restando la inversión de arriba. Para ello simplemente tienes que buscar por nombres y correos comparando el listado de compradores con el archivo de datos de Facebook.
  3. El ROI se puede calcular también sobre un plazo más largo. Por lo tanto hay que subir estos datos al CRM que utilices (o tu herramienta de e-mail marketing) y marcarlos de tal manera para que seas capaz de asignarlos a la campaña de Lead Ads. No todos los contactos realizados van a comprar en los primeros días, algunos pueden tardar meses o años. Otros nunca te van a comprar nada.

Las matemáticas detrás del ROI son muy sencillas. Pocos días tras haber realizado una campaña es relativamente fácil hacer el cálculo. Para hacer un seguimiento a lo largo del año tienes que desarrollar un sistema para hacer este tipo de medición.