Unos buenos precios, una impecable atención al cliente y un amplio catálogo. Eso son los tres pilares en los que estamos montando el negocio de comercio electrónico. No necesariamente en ese orden pero aunque no son todos son algunos de los más relevantes.

caja registradoraDerechos de foto de Adobe Stock

Negocia un plazo de pago amplio con tu proveedor

Me sorprendí cuando me di cuenta que muchos de los proveedores de mis productos me dan plazos de pago entre 60-90 días. ¡Sin que yo se lo hubiese solicitado! En los inicios uno de los pilares de crecimiento de Privalia ha sido este. Recibes el dinero de los clientes de forma inmediata pero pagas meses más tarde. Esto puedes hacerlo con productos de alta rotación. Evidentemente no puedes correr el riesgo de no vender. Porque pagar hay que pagar igual.

Haz intercambios con tus clientes

Esto ya lo comenté en detalle en otro post. Una forma de multiplicar tu inventario sin liquidez es hacer uso de intercambios. Tal como alguien me comentó en el post esto también tiene implicaciones fiscales que tienes que contabilizar. El estado siempre quiere llevarse su parte es lo que hay.

Ofrece algunos productos en preventa

Antes de ampliar el catálogo con algún producto en concreto puedes ofrecerlo en preventa. Si no se alcanza el mínimo simplemente devuelves el dinero o compras los que hayan hecho la reserva. Esto tiene la desventaja que el plazo de espera es más largo. Lo puedes compensar con algún tipo de descuento u otra ventaja relacionada. Si el producto lo merece la gente espera. Incluso Amazon ofrece la modalidad de preventa aunque en su caso no es por razones de falta de liquidez.

No tener dinero no es una excusa. Siempre hay formas que puedes copiar de terceros o incluso crear desde cero. Nadie dijo que iba a ser fácil pero hay formas de lograrlo… ;)

Comments are closed.