Si quieres llegar lejos emprendiendo nada más hay un secreto. Echarle más horas. Vale, tienes que tener claro tus objetivos, tener un plan, algo de dinero, etc. pero mucho se puede compensar.

exprimir tiempoDerechos de foto de Adobe Stock

La fórmula “secreta” del éxito

Cuando más trabajas, más errores cometes.

Más cosas aprendes.

Más veces cambias de planes.

Más veces te equivocas.

Más veces aciertas.

Si no te rindes, llegas. Eso sí. No se trata de echarle horas porque sí. Perder el tiempo en redes no cuenta. Es como si no estuvieses haciendo nada.

Si eres como yo piensas que tú día no tiene suficientes horas para poder acabar con todo lo que tienes previsto.

Cómo sacarle más horas a la semana

En este punto vamos a dar por hecho que las cosas obvias como jugar al Candy Crush ya las tienes presentes. Vamos a centrarnos en otras que tampoco son complicadas pero que descartamos porque no nos vemos capaces.

Levantarte antes

Los contras los podemos resumir fácilmente en pereza. Es fácil ponerse un despertador. Tampoco es complicado levantarse de la cama cuando suena. Si cada mañana te diesen un millón de euros no habría ningún problema. Si la motivación te frena, tienes que buscar un motivo que te hace saltar de las sabanas al primer sonido.

Quitarte cosas que no te aportan

Esto puede ser un poco de todo. Pasar tiempo con “amigos” que en vez de motivarte te deprimen. Igual deberías repensar la forma como los ves en caso de que en vez de apoyarte hagan lo contrario. También pueden ser proyectos que ya no te motivan, negocios que no te dan demasiado beneficio, actividades que sigues por costumbre, etc.

Acortar tus plazos de entrega

Hay una regla sencilla. Si tienes 7 horas para completar una tarea la acabas en 7 (o un poco más). Si en cambio nada más tienes 60 minutos acabas igual. ¿Sorprendente, no te parece? Empieza a organizar tus tareas, planificar mejor tus tiempos, ser más exigente contigo mismo, etc. En este caso no estás consiguiendo más tiempo pero sacándole más rendimiento al que ya tienes.

En resumen: todo depende de ti y de la disciplina que eres capaz de mantener durante meses y años. Cualquiera puede tener una buena semana o incluso mes. Más allá llegan pocos. La diferencia entre los que lo consiguen y los que abandonan antes está ahí. No es complicado como concepto. Llevarlo a cabo ya es otra cosa.

Comments are closed.